•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega celebró ayer el Día Internacional de los Trabajadores, anunciando que aumentará el bono a los trabajadores del Estado a 700 córdobas, y que el subsidio para los usuarios de energía solo aplicará a aquellos que consuman menos de 500 kilovatios al mes.


Aclaró que todo es posible gracias a Dios y al ALBA, “ya que qué hubiera sido de nosotros si al ganar el gobierno no estuviera de presidente en Venezuela, el hermano Hugo Chávez”.


En cadena de radio y de televisión, y ante una multitud de trabajadores agotados que lo esperaron por más de dos horas, el presidente Daniel Ortega se refirió a cuanto tópico quiso, y tras una breve pausa que pareció suspenso, anunció que desde mayo los trabajadores del Estado a quienes desde hace un año se les otorga un bono de 530 córdobas, recibirán 700 córdobas.


Más de 145 mil trabajadores que ganan menos de 4,500 córdobas al mes reciben el bono, que es financiado con los “préstamos a largo plazo y a precios bajos” que da Venezuela a través del ALBA.


¿Cuánto pagarán las fábricas y la mediana y la gran producción?
Ortega aseguró que si el gobierno no subsidiara la tarifa energética, en mayo esta tendría que aumentar en un 27%. Sin embargo, el mandatario no precisó qué porcentaje de las alzas se les aplicará a los usuarios que consuman más de 500 kilovatios mensuales, de mayo en adelante.


“¿Y qué dijimos? No, no se puede. No podemos afectar a los trabajadores, a las familias trabajadoras, incluso a los sectores medios, y dijimos, vamos a ampliar, no solo a los que (consumen) están en los 150 kilovatios para abajo, sino a los (que consumen) 500 kilovatios para abajo”.


Según el mandatario, en ese sector de subsidiados “entran sectores medios, profesionales, zonas residenciales” y corresponde al 90% de los usuarios.


“El 90% de la población consume el 36% de la energía, y un pequeño grupo de consumidores, claro, allí están las empresas, consumen el 64%”, precisó, sin descalificar la existencia y el consumo de las mismas, pero sin hacer referencia al impacto que esto traerá sobre la producción y el empleo.

Orden “Héroes del Trabajo”
Luego de explicar por qué se celebra cada Primero de Mayo el Día Internacional de los Trabajadores, Ortega criticó a la Realeza Británica, y nuevamente defendió a Libia, haciendo un contraste entre la boda de los príncipes y el bombardeo contra Kadhafi.


Como es usual en los actos multitudinarios gubernamentales, los trabajadores del Estado desfilaron con sus camisetas, distintas por cada institución donde laboran.
Mediante decreto creó la Orden “Héroes del Trabajo”, otorgada ayer a dos trabajadores de Enatrel que murieron quemados mientras trabajaban el domingo pasado.


“El pueblo se merece que se escuche y vea en la radio”, comentó, para justificar la cadena de radio y de televisión que duró 46 minutos. El mandatario no perdió la oportunidad para mostrarse extremadamente católico. Dijo que el acto se realizó ayer para darles un día más de descanso a los trabajadores y para que tuvieran la oportunidad de ver paso a paso la beatificación de SS Juan Pablo II.


El nuevo lema de “Queremos amor, paz y vida”, de Rosario Murillo fue contrarrestado por el “¡Queremos riales…!”, que gritó una vendedora de agua helada que acudió a la marcha, no para celebrar su día, sino para hacer honor a la fecha: para trabajar.