•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega anunció el viernes que los usuarios que consumen más de 500 kilovatios al mes, quedan fuera del subsidio frente a todas las alzas que se están aplicando en la energía eléctrica.


Según los registros del Ministerio de Energía y Minas, MEM, en este segmento mayor a los 500 kilovatios mensuales están las zonas residenciales del país y los negocios, como comedores, almacenes, grandes pulperías, distribuidoras, misceláneas, la pequeña, mediana y gran empresa de Nicaragua y hasta muchos de los pequeños.


“Si en una casa cómoda hay mantenedora y aire acondicionado, y los encienden a diario al menos por diez horas, se puede tener por seguro que están por encima de los 500 kilovatios”, dijo una fuente del sector energético.

Lo textual de Ortega
En el acto de conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores, Ortega dejó claro el viernes que sacó del subsidio a todos aquellos usuarios que consumen más de 500 kilovatios en cada factura (mes), pues este beneficio es “para los trabajadores, sobre todo para el sector medio, para los técnicos y profesionales, sobre todo para el pueblo en su inmensa mayoría”.


Refirió que “ahí entran sectores medios, profesionales, entra casi el 90% de los usuarios”, quienes consumen el 36% de la energía que se produce y que se demanda en el país. Después aclaró que en el segmento restante, el 10% de usuarios, están “las grandes empresas, el segmento de las zonas residenciales, que consumen el 64% de la energía”.


Estos últimos, según Ortega, es “un pequeño grupo de consumidores, grandes consumidores, claro, ahí están las empresas, es explicable. Están las empresas, consumen el 64%. Todas las empresas incluidas, no metiendo en las empresas la pequeña empresa, la pulpería, porque esa queda protegida bajo la tarifa de 500 para abajo”.


¿Y qué podemos decir?, se preguntó Ortega de inmediato, y luego se respondió: “Podemos decir que nosotros no prometemos... ¡nosotros cumplimos! No prometemos, ¡nosotros cumplimos!”, reiteró.

Esa misma pregunta EL NUEVO DIARIO intentó responderla ayer con José Adán Aguerri, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, quien celebró cuando Ortega anunció el congelamiento de la tarifa para todos los usuarios no sólo hasta junio de 2011, sino por el resto del año.
Sin embargo, Aguerri ayer no contestó su teléfono celular y tampoco estaba en su oficina.

Cronología
El congelamiento de la tarifa fue anunciado el primero de marzo por David Castillo Sánchez, titular del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, quien explicó que la medida se mantendría hasta junio de 2011 pues así se lo había orientado Ortega, quien proveyó los 13 millones de dólares para evitar que los consumidores paguen las alzas que se iban a aplicar en este período.


En esa ocasión, Castillo precisó que se trataba de un nuevo subsidio, el tercero que se aplicaba en cuestión de tarifa, pues ya existían los 40 millones de dólares que desde 2005 salen del Presupuesto General de la República para cubrir a los consumidores de 150 kilowatios o menos, y también los dos millones de dólares que salen del mismo presupuesto para subsidiar a los jubilados del país.


El 8 de marzo pasado, Ortega aprovechó la celebración del Día Internacional de la Mujer para anunciar que se extendía el subsidio para todos los consumidores por el resto del año. “Les puedo asegurar que he gestionado dentro del contexto de comercio justo un préstamo a largo plazo sin intereses para que se pueda subsidiar la energía cuanto tiempo sea necesario, por lo tanto no es hasta junio”, expresó.


En declaraciones a medios afines al gobierno, Castillo celebró la decisión igual que Aguerri, también el Ministro de Energía, Emilio Rappaccioli; El viceministro de Hacienda, Iván Acosta; el gerente general de Tipitapa Power Company, César Zamora Hinojosa y otra gran cantidad de empresarios.


Ayer EL NUEVO DIARIO intentó conocer la versión de los mismos, pero nadie contestó, incluyendo a Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Gas Natural Fenosa.