•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) magistrado Armengol Cuadra López, se comprometió con doña Antonia Sánchez, madre de la periodista asesinada María José Bravo, que mientras él esté al frente de la Sala no pasará el expediente a los liberales, quienes pretenden liberarlo.

Doña Antonia llegó a la CSJ en compañía de su hija Esperanza y de Néstor José, hijo de la periodista desaparecida, en busca de disipar los temores que le causaron informaciones periodísticas relacionadas con la supuesta libertad de Eugenio Hernández, condenado a 25 años de prisión por el delito de asesinato.

Cuadra habló con ambas en privado y les explicó que no existe ningún proyecto de resolución, y les mostró el expediente en el que efectivamente no había documento relacionado con los temores de la familia doliente.

El presidente de la Sala de lo Penal dijo que el expediente estaría bajo su custodia, hasta tanto no hubiese un consenso con los otros magistrados que integran la Sala para que la sentencia sea ajustada a derecho.

Cuadra aclaró a los familiares de Bravo que nunca ha formulado proyecto de sentencia para el delito de asesinato a homicidio doloso u homicidio imprudente, para liquidarle la pena y dejarlo en libertad.

La aclaración fue necesaria en vista de que el magistrado de Sala Penal, Sergio Cuarezma, dijo un día antes que Cuadra era el proyectista de la sentencia para modificar el delito a Hernández.

Ante los familiares de Bravo, Cuadra insistió en señalar a Cuarezma como el magistrado que ha emitido opiniones en sentido de cambiar el delito a Hernández. Sin embargo, Cuarezma negó esto, y le explicó que no puede votar en el caso porque el expediente llegó a la CSJ antes de ser electo magistrado.

Les puedo asegurar que no voy a participar en ese caso, mi voto no aparecerá en ese expediente, expresó Cuarezma a los familiares de Bravo, quienes llegaron acompañados del presidente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Marcos Carmona.

Después de que Cuadra se comprometió con los familiares de Bravo a no sacar el caso hasta que no exista consenso, Carmona le pidió al magistrado que ese compromiso lo hiciera por escrito, ante lo cual Cuadra le recordó que eso no parte del procedimiento establecido y no se dejaría manipular.

“Le estoy dando mi palabra a la señora, y así será mientras sea el Presidente de la Sala Penal”, enfatizó Cuadra, tras explicar que son los liberales quienes han estado interesados en modificar la pena a Hernández.

Doña Antonia Sánchez, tras el encuentro con el magistrado Cuadra López, dijo que se iba tranquila y confiada en que el hombre que le dio muerte a su hija continuará privado de libertad.