•  |
  •  |

Que esperen y que tengan paciencia, es la única respuesta que familiares de dos reos han recibido del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, ya que desde hace cinco meses, tras una revisión de sus casos, se giraron las órdenes de libertad, pero siguen guardando prisión dado que la institución desconoce la competencia del Poder Judicial. La denuncia fue interpuesta en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, por familiares y por la abogada de José Antonio Solano Chávez y de Róger Antonio Prado Amador, condenados a cinco años, más 300 días multa, y a seis años respectivamente, cuyos defendidos --tras cumplir parte de su tiempo y ser beneficiados por reducción de condena-- obtuvieron la orden de libertad en diciembre del año pasado, pero permanecen tras las rejas.  

“No somos bien recibidos. Al no encontrar respuesta en el SPN fuimos varias veces al Mingob para interponer queja, pero nos hacen esperar para luego decir que no hay quién atienda. No dan respuesta en ninguna de las instituciones”, expresó la defensora, Fabiola Lechado.  Alega que incluso al juez ejecutor le dijeron que dependía del Mingob para dar la autorización.

Ambos detenidos fueron condenados por el delito de tráfico interno de estupefacientes, sin embargo en la revisión de sus condenas habían cumplido con los requisitos establecidos por ley para ser beneficiados por reducción de condena.

Giraron libertad desde enero
Wendy Flores, abogada del Cenidh, dijo que dado esto, los tribunales giraron la libertad en enero, firmada por el juez segundo de distrito de Ejecución de Pena y de Vigilancia Penitenciaria, confirmada por el Tribunal de Apelaciones, por lo que el Mingob y el SPN están aplicando una detención ilegal.

Según el Cenidh, al negarse a cumplir una orden judicial están violando el derecho a la libertad individual. Aunque recordó que las revisiones de los dictados judiciales fueron una medida por las narcoliberaciones de años anteriores, la revisión de una orden judicial no puede tardar tanto tiempo.  “Nos llama la atención que durante el proceso por el recurso de exhibición personal, el Tribunal de Apelaciones solicitó un informe al Mingob y al SPN. La respuesta del director de asesoría legal del Mingob fue que los tribunales de justicia por disposiciones legales de funciones no tienen resguardo y custodia de los privados de libertad, en consecuencia éstos no tenían ninguna autoridad para interferir en los asuntos penitenciarios, donde existe una propia estructura”, expresó la licenciada Flores.

La abogada mencionó que estos casos se están volviendo comunes en las penitenciarías. Ya el año pasado el Cenidh registró 25 similares, y en el primer trimestre 2011 hay otros aunque no están cuantificados hasta el momento.

Brenda Zapeda,  esposa de Róger Prado, comentó que hace responsable al SPN y a Ana Isabel Morales, ministra de gobernación, por cualquier daño que puedan sufrir sus familiares.