•  |
  •  |

Un enorme misterio rodea la investigación policial que se realiza en la gestión del exdirector general de Ingresos, Walter Porras Amador, pues en los documentos que fueron filtrados al semanario Confidencial no aparecen las declaraciones de este personaje ante las autoridades, y en los documentos de trabajo existen varios vacíos que abren serias sospechas sobre el manejo que se le ha venido dando y se le continúa dando al tema.

Porras y una parte de sus más cercanos colaboradores en la DGI, fueron requeridos por la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, y por la Dirección de Investigaciones Económicas, DIE, en la primera quincena de abril, cuando se detectaron diversos movimientos en el rubro de devolución de impuestos, que confirmaban las presunciones de que algo anómalo ocurría en la entidad de tributos.
En la presentación del caso denominado “Informe de investigación sobre la devolución de impuestos-DGI”, se detalla el enorme fraude al Estado a través de una red de funcionarios de la entidad recaudadora de impuestos y de varios gestores, que de acuerdo con las averiguaciones policiales, señalan como cabeza de todo a Porras Amador. El presidente Daniel Ortega es quien ordenó la investigación de la DGI.

“No aparezco”, dijo Porras
Sin embargo, el mismo exfuncionario, se atrevió a decir que la investigación que hace la Policía no lo involucra, y lo hace sabiendo que en el informe facilitado a los medios de comunicación, no aparecen las declaraciones que fuentes policiales afirman que brindó en los días en que se conoció de su destitución.

“No, a mí no me han investigado, a lo mejor la investigan a usted, fíjese, pero a mí no me han investigado, no, no me han investigado, busque ese informe que dice usted”, respondió Porras, en una de las tantas respuestas ofensivas que dio a la periodista Lucía Pineda Ubau, en una entrevista que brindó el pasado jueves en Canal 15.

Pero todos los señalan
En el informe policial publicado en el sitio web de Confidencial, no existe una sola palabra de Porras, aun cuando la mayoría de los 18 entrevistados por las autoridades mencionan al ex titular de la DGI como el que daba la última palabra en el asunto de las devoluciones de impuestos.

“Llegaba a la DGI con los expedientes, y el director general Walter Porras mandaba a llamar a Daniela Rodríguez, y le orientaba que revisara todos los expedientes si estaban completos, y que una vez revisados procediera a realizar la devolución del 50% (de lo pagado en impuestos)”, declaró ante la Policía Nacional Judith Reyes Balmaceda, una gestora que decía trabajar directamente con el coronel en retiro Lenín Cerna.

El informe policial señala que “la emisión de la disposición número 001-2010 del extitular de la DGI, se dieron las condiciones facilitantes para la comisión de la defraudación en perjuicio del Estado”.

“Si las cartas las firmé, las dos deben estar dentro del memorando que le entrega a Walter Porras, y al que le informaba todas las autorizaciones (de devolución) que firmaba, (también) a la compañera Daniela Rodríguez con copia a Walter Porras, además, en las cartas venían con el ok de su jefe”, dijo Elizabeth Fiallos, exdirectora jurídica tributaria de la DGI.

“Desde que asumió el cargo de Directora Jurídica Tributaria, Elizabeth Fiallos Alfaro, se dispararon las solicitudes en cantidades y en mayores montos de devolución, los cuales eran autorizados algunas veces de forma verbal y otras veces de forma escrita por el exdirector general de Ingresos, Walter Porras Amador”, afirmó ante la Policía, Daniela Rodríguez Callejas, exjefa del Departamento de Devoluciones y Exoneraciones de la DGI.

Fue interrogado
Fuentes policiales informaron a EL NUEVO DIARIO que Porras sí fue interrogado al momento en que estalló el escándalo.

La jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, en su última comparecencia ante los medios de comunicación no confirmó ni descartó la autenticidad del informe policial publicado por el semanario Confidencial y este Diario, relacionado con las investigaciones por la millonaria malversación de fondos públicos en la DGI, mucho menos explicó las razones por las cuales no aparece el interrogatorio practicado a Porras.

El organigrama del delito
Sin embargo, con todo y estos señalamientos, en el informe no existen palabras de Porras, ante lo que cabe preguntarse: Si todos lo señalan como el principal responsable, ¿por qué no lo han requerido? Y si declaró, ¿por qué no presentan su declaración o la ocultan a los medios?

Algo que todavía sigue siendo un misterio es por qué en el organigrama que se encuentra en el informe policial, denominado “Estructura organizativa”, existen dos casillas vacías encima de la cabeza de Walter Porras, a quien colocan en todo el proceso como el principal responsable.

Los investigados, supuestamente, ofrecían a diferentes empresas la devolución de Impuestos al Valor Agregado (IVA) sin tener que cumplir con el procedimiento debido, pero solo le iban a entregar al contribuyente beneficiado el 40% del monto, ya que el 60% sería para “el pago de los contactos en la DGI”, de la cual Porras era el titular.

Destaca el informe que la discrecionalidad absoluta de Porras para autorizar las devoluciones del IVA, sin la debida revisión física de la documentación que soportara las solicitudes de los contribuyentes, “facilitó las condiciones a los gestores e intermediarios para negociar con los contribuyentes y obtener lucro personal”.

El vocero policial repite
El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, ayer se limitó a reiterar que realizan investigaciones de orden público y secreto en todas las instituciones del Estado por órdenes del presidente Daniel Ortega. El jefe policial dijo desconocer los motivos que llevaron a algunos contralores a decir que no estaban trabajando en coordinación con la Policía, y que ellos mantienen una auditoría independiente.

Borges repitió que será esa institución la que dará a conocer los resultados. Sin embargo, las autoridades policiales han relegado el papel del Ministerio Público, aparentemente asumiendo que no encontrarán hechos delictivos en dichas pesquisas.

¿La Policía ya descartó que en estas investigaciones puedan aparecer hechos delictivos que los obligue a pasar el expediente a la Fiscalía?, le preguntamos a Borges. “Nosotros nos mantenemos siempre trabajando en la dirección que dio el comandante Ortega y vamos a desarrollar el trabajo investigativo-preventivo, y en el momento que corresponda se pasarán los resultados al ente correspondiente”, respondió.