Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

El número de adopciones aprobadas de forma irregular por ex funcionarios del Ministerio de la Familia aumentó hasta en 200 casos, según reveló la ministra de esa cartera, doctora Rosa Adilia Vizcaya Briones, luego que el Ministerio Público anunciara que llevarán a los tribunales comunes a varios ex funcionarios de MiFamilia acusados por delitos derivados de las adopciones ilegales.

El anuncio lo hizo el fiscal Armando Juárez a casi más de un año que las autoridades actuales del Ministerio de la Familia revelaran las adopciones ilegales, aprobadas por la Dirección de Protección Especial durante la administración anterior.

Pero, además, tanto los fiscales como una decena de jueces civiles y penales, acordaron observar el interés superior del niño, cada vez que apliquen medidas cautelares para los acusados de agredir sexualmente a niños, niñas y adolescentes.

El mes anterior, tanto el Ministerio de la Familia como organizaciones femeninas y de Defensa de Derechos Humanos, reaccionaron en contra del Poder Judicial tras varias decisiones en las que jueces actuaron de forma flexible a favor de violadores de niños, aplicando la medida cautelar de arresto domiciliar en vez de la prisión preventiva.

Casi doscientos

La ministra de la Familia confirmó que en la ampliación de una auditoría que ella ordenó desde 2002 hasta 2005, se detectó que el número de casos de adopciones irregulares se incrementó hasta llegar a casi 200.

Una auditoría ordenada por la primera Ministra de la Familia que tuvo el gobierno de Daniel Ortega, reveló que 24 niños fueron adoptados por familias nicaragüenses y extranjeras, cometiendo numerosas irregularidades, entre ellas la de retirar a los niños en horas de la noche, lo que para la ministra Vizcaya Briones “no dice nada bueno”.

Confirman irregularidades

Según la ministra de la Familia, entre las irregularidades descubiertas durante las auditorías está que los niños eran entregados en adopción al margen del Consejo Nacional de Adopciones, que presidía Pedro Siero, entonces Director de Atención Especial del Ministerio de la Familia.

Otra de las irregularidades era que los niños eran sujetos de selección por parte de las familias que solicitaban la adopción, “como si se tratara de muñequitos que estaban en exhibición”.

Vizcaya Briones también señaló que los ex funcionarios de MiFamilia no se preocupaban por cuidar que los menores fueran entregados en adopción a una familia y hogar seguros. “Recuerden que hay riesgos de que los niños pudieran ser objeto de explotación sexual o de tráfico de órganos”, señaló.

Pero también los niños eran entregados en adopción sin antes haber pasado por un proceso legal para ser declarados en total abandono, por lo que se presentaron casos en que menores que estaban en los Centros de Protección, fueron reclamados por sus padres biológicos después de ser entregados en adopción.

Compromiso de jueces

Mientras tanto, jueces penales y fiscales auxiliares acordaron que cada vez que apliquen medidas cautelares a acusados de agresiones sexuales, tomarán en cuenta el principio del interés superior del niño, tal como lo establece el Código de la Niñez y la Adolescencia.

El acuerdo lo tomaron los judiciales durante un encuentro que sostuvieron con la ministra de la Familia, Rosa Adilia Vizcaya Briones, quien les transmitió su preocupación por las últimas medidas tomadas por un juez de Masaya, quien aplicó arresto domiciliar a un hombre que violó a una niña en el Valle La Laguna.

Los judiciales llamaron la atención en el sentido de que el nuevo Código Procesal Penal garantiza al procesado muchos derechos, de tal manera que ahora pueden responder a las acusaciones en libertad.