•  |
  •  |
  • END

Antes de comenzar la entrevista, Jacinto Suárez Espinoza acomoda un retrato sobre una mesita. En primer plano y sentados, aparecen Manuel Marulanda, jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia, FARC, y Daniel Ortega.

Detrás de ellos está Suárez, y a un lado, muy sonriente, el comandante “Simón Trinidad”, también líder de la guerrilla colombiana, capturado, extraditado y condenado en Estados Unidos. “Y tengo más fotos donde sale Raúl Reyes, pero las estoy buscando porque las voy a publicar”, afirma con desenfado.

La foto fue tomada en enero de 1999, durante el único encuentro que han tenido hasta la fecha, y donde Ortega aprovechó para otorgarle Marulanda la Orden Sandino por sus intachables principios revolucionarios.

Suárez, encargado de las Relaciones Internacionales del partido gobernante Frente Sandinista, aseguró que pese a las críticas, mantendrán los lazos de amistad con las FARC, a las cuales no considera como una “guerrilla”, sino como un ejército que tiene un “poder real”.


¿Qué imagen tenía Raúl Reyes del Frente Sandinista?
Nos tenía un particular aprecio. Éramos amigos de él. Él me relataba que en algún momento estuvo aquí en los años ochenta, que había visitado Nicaragua en varias ocasiones. Teníamos una amistad, era un verdadero revolucionario.

¿Qué opinión tenía de Daniel Ortega?

Él le tenía cariño, y le tenía mucho respeto. La carta de felicitación de Raúl Reyes a Daniel Ortega, por su triunfo electoral, lo confirmaba. Y esa carta fue muy publicitada. Aquí no hay nada oculto, no hay nada clandestino. Por una sencilla razón: nosotros hemos valorado a las FARC como un fenómeno político, como un fenómeno social, revolucionario.

¿Mantenían una comunicación constante?

Era muy difícil una comunicación constante, por las condiciones de ataque que ellos tienen allí. Por correo electrónico él tenía un montón de direcciones en las que él mandaba carta, informaciones. Mandaba apreciaciones sobre la situación militar, sobre la situación política, o el intercambio humanitario.

A Raúl Reyes se le conoce por su trabajo diplomático. ¿Pero qué se puede decir de su perfil militar?

Yo no conozco exactamente la historia militar de Raúl Reyes. Sé que tenía zonas militares bajo su mando. Tenía, obviamente, un cargo de comandante que no se lo dieron, se lo ganó combatiendo. Raúl Reyes es un jefe guerrillero, un jefe militar importante, que lo destinaron a la tarea político-diplomática, y la desarrolló durante más de 20 años.

Habló incluso con el gobierno norteamericano. Poca gente se acuerda de esto. Algún medio sacó por allí que negoció en Costa Rica. Ellos estuvieron aquí y en un montón de lados. Eran amigos nuestros, nos apreciaban, y los seguimos apreciando, son amigos nuestros.

¿Cuántas piezas así como Reyes hay todavía en las FARC?

Esa organización es muy antigua, tiene muchísima gente, de muchísimo valor. Ustedes van a ver allí, cuanto aparezca “Joaquín Gómez”, que es un cuadro, cuando hable, de muchísima formación.

¿Tiene vínculos la FARC con el narcotráfico?

¿Pero cómo los va a tener las FARC? A ver, ¿cuál es? Vamos a hablar de lo siguiente, porque esa es otra historia negra: cuando abrieron San Vicente de Caguán (comunidad colombiana en poder de las FARC), llegaron delegados incluso de Estados Unidos y de varios países, y hacían esa misma pregunta. ¿Qué explicó las FARC? Que en todo Colombia existen sembradores de (la hoja de) coca y procesadores de coca.

Pero ese campesino siembra coca por hambre. Entonces presentaron la alternativa de financiar otro cultivo. Nunca han encontrado que en territorios de las FARC haya laboratorios para la producción de cocaína. La iniciativa era que se sustituyeran los cultivos, y se acabó la cocaína. Pero no lo hacen (el gobierno colombiano).

Hubo una conferencia donde se presentó hasta la FAO, en el Caguán, donde habló Marulanda mismo, en persona, y les enseñó el cuadro del cultivo de coca y las regiones donde se da en Colombia.

En la zona en la que ellos están, y que hay cultivos de coca, dijo: como parte del proceso de paz, financiemos a estos campesinos para que reconviertan sus cultivos de coca por otro tipo de cultivo. Se quedaron esperando.

¿Existen vínculos entre el narcotráfico con las FARC?

Nunca los han demostrado. Nunca. Incluso en el juicio que le hicieron a “Simón Trinidad”, de las FARC, en Estados Unidos. Lo llevaron acusado de narcotráfico, pero no hubo manera de demostrarlo. Entonces, como el jurado lo iba a absolver, le montaron la acusación de que él había secuestrado a tres norteamericanos.

¿Cuántos encuentros tuvo Daniel Ortega con Manuel Marulanda?

Fue uno nada más. En el Caguán, en enero de 1999, cuando fue condecorado con la Orden Sandino. Se la dio por sus méritos de combatiente revolucionario. Ese cuento de terrorista, sólo se lo cree míster Bush.

¿Es conveniente que el presidente Daniel Ortega y el Frente Sandinista mantengan ese apoyo moral a las FARC?

El Frente Sandinista, y el gobierno de Nicaragua, tienen un apoyo al proceso de paz de Colombia a la salida política negociada. Lo que no acepta el gobierno de Nicaragua, es calificar de terrorista a las FARC, para excluirla políticamente.

¿Y qué más apoyo necesitan ellos si tienen todo? No necesitan apoyo, con semejante poder que tienen ellos allí. Es conflicto que tiene raíces políticas y sociales, y por lo tanto, necesita una salida política y social.

Colombia dice que tiene documentos que confirman que las FARC recibieron 300 millones de dólares de Venezuela. ¿Qué opina?

Ese es otro cuento. ¿Cómo lo pueden demostrar? ¿Qué misteriosa computadora, que un jefe guerrillero, la ande con información tan comprometedora como esa y la ande de manera abierta? ¡Es pura mentira!
Es como lo otro que dicen, que tienen uranio. Eso es insultar la inteligencia de la gente. ¿Cómo va a tener uranio la guerrilla? Cuando todo mundo sabe que para tener uranio, y hacer lo que llaman ellos una “bomba sucia”, necesitás de una tecnología superior. Es un absurdo.

Lo que ellos quieren es ilegitimar a Ecuador y a Venezuela, como parte de la política norteamericana. Estos dos países son petroleros, tienen una posición soberana sobre sus recursos naturales, y son gobiernos de izquierda. Entonces, están buscando cómo ilegitimarlos a base de mentiras.

¿Correa y Chávez no intentaban apañar a las FARC?

¿Qué cosa es apañar? Nosotros como Frente Sandinista teníamos que ocupar el territorio de Honduras, huyendo, para retaguardia, etc. Nadie puede decir que el gobierno de Honduras fuera sandinista.

Allí hay unas fronteras inmensas, llenas de selva, de monte, y a veces no se tiene todo el control militar. Otra cosa es que tuvieran una logística, o un apoyo abierto, que no existe. Ya quisieran ellos poderlo documentar.

Más bien podemos decir que el narcotráfico financió a Uribe. Es una acusación, y las FARC, lo dice. Pero son acusaciones políticas. El único hecho es que Uribe negoció con el narcotráfico, y negoció feliz con los paramilitares.

¿No van a guardar su distancia como partido?

Pero si el peligro es Colombia, que está agrediendo a Ecuador. Es la que no cumple una sentencia de La Haya, es la que se mete con Venezuela. Al que hay que tenerle miedo a Colombia.

¿Las FARC han financiado al Frente?

Que yo sepa no, mano. Nunca me he enterado yo de que nos hayan financiado en nada. Una guerrilla necesita muchos recursos para estarlos donando.

¿Ustedes les facilitaron armas?

No sé. Yo en los años ochenta estaba fuera, y en los noventa, no veo de dónde.