•  |
  •  |

La pugna para mantener la cuota de poder entre liberales y orteguistas en los Tribunales de Apelaciones a nivel nacional iniciará la próxima semana, cuando empiecen a mover las fichas para la ratificación de al menos 27 cargos por vencimiento de período y tres nuevos nombramientos por renuncia de los magistrados propietarios en Granada.

Mientras, el doctor Rafael Solís y la magistrada Yadira Centeno aseguran que en dos semanas empezarán a discutir el tema con los magistrados liberales; la Asociación de Jueces y Magistrados de Nicaragua (Ajumanic) enviará mañana una carta a los magistrados de la Corte Suprema para que en estos nuevos nombramientos respeten la Ley Orgánica del Poder Judicial y la Normativa de Carrera Judicial, para que den prioridad a jueces y magistrados que ya están dentro del sistema.

“De acuerdo con la ley y la normativa, el cargo primero se tiene que ofertar a lo interno, si no hay aspirantes, que es difícil, pues todo juez de distrito aspira al cargo de magistrado, que se vaya a concurso al mérito”, expresó la magistrada Rafaela Urroz, Presidenta de Ajumanic.

Necesitan 12 votos
De los 30 magistrados y magistradas de Apelaciones a ratificar, a nueve se les venció el período en octubre pasado y a 18 se les vencerá el próximo 2 de julio, por tanto, la meta es tener todo listo antes de esa fecha.

Extraoficialmente se conoce que los jueces sandinistas Néstor Castillo, Juez Cuarto Distrito Civil de Managua, y la Juez Segundo Penal de Juicio, Adela Cardoza, son los aspirantes más fuertes a ocupar los cargos vacantes, pero los magistrados liberales de la Corte afirman que no cederán sus cuotas de poder.

De los 30 puestos en juego, más de la mitad (17) le corresponden a los liberales, incluso de las tres vacantes por renuncia, dos son liberales que fueron los espacios que dejaron la exmagistrada Julia Selva y Alejandro Estrada en Granada.

“No hemos conversado a lo interno quiénes ocuparán esos lugares, pero sin duda serán nuestros y esperamos que no surjan sorpresas, pues se necesitan 12 votos de magistrados para poder nombrar y ratificar estos cargos según la ley”, explicó el magistrado liberal Edgar Navas.

Por el momento, los magistrados liberales cuentan con seis votos y los sandinistas con ocho, incluyendo ambos bandos con magistrados que se les venció el período del cargo, desde hace un año.