• Managua |
  • |
  • |
  • EFE

Los católicos de Nicaragua celebran hoy el 31 aniversario de la primera aparición de la Virgen de Cuapa al sacristán Bernardo Martínez, quien después se ordenó de sacerdote, informaron fuentes eclesiásticas.

El arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, en la homilía de la misa dominical se refirió a este acontecimiento religioso que desde ayer congrega en el municipio de San Francisco de Cuapa, departamento (provincia) de Chontales, a miles de peregrinos que visitan el santuario de la Virgen de Cuapa.

"Nuestra madre, la Virgen de Cuapa, nos está invitando a ser verdaderos promotores de la paz, no solamente a anunciarla sino también a irla construyendo", dijo el prelado en la prédica de este domingo en la catedral de Managua.

El también presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) informó que los obispos del país se reúnen mañana en Rivas, 113 kilómetros al sur de Managua, para comenzar una jornada nacional del rezo del Santo Rosario "para que Nuestro Señor nos de a todos actitudes de paz".

Brenes abogó porque sus compatriotas "no vayan sembrando confrontaciones y violencia, ¡no¡, sino que animados por María, la reina de la paz, podamos ser todos verdaderos promotores y constructores de la paz y que podamos desarrollar todas nuestras actividades sin tensiones y coherentes para que todos seamos servidores para que el país se desarrolle".

La Virgen de Cuapa se apareció al vidente y padre Bernardo, ya fallecido, el 8 de mayo, por primera vez, y después los días 8 de junio, 8 de julio y la cuarta vez el 13 de octubre de 1980.

"Aménse, perdónense, cumplan con sus deberes. Construyan la paz, si no la hacen no habrá aunque la pidan. Nicaragua seguirá sufriendo si no cambian, sirvan al prójimo porque eso agrada al Señor", es el mensaje que la Virgen de Cuapa daba a Bernardo en sus apariciones, según la Iglesia católica.

En esas fechas Nicaragua afrontaba una guerra civil que prácticamente concluyó el 27 de junio de 1982 con la desmovilización de más de 22.000 antiguos "contras" antisandinistas, durante el Gobierno de Violeta Chamorro (1990-1997).

El programa de esta fiesta religiosa comenzó ayer con una procesión de la imagen de la Virgen de Cuapa que fue llevada por los creyentes desde la iglesia de Cuapa hasta el sitio de las apariciones.

Para hoy está previsto que concluyan las festividades con una misa en la iglesia de Cuapa, presidida por el obispo de la diócesis de Chontales y Río San Juan, Sócrates René Sándigo Jirón y también concelebrada por varios sacerdotes de esa región.