•  |
  •  |

El segundo jefe de la Defensa Civil de Nicaragua, coronel Néstor Solís, declaró a Acan-Efe que han activado los Comités Municipales de Prevención de Desastres de Telica, que integran tres municipios, para responder ante una eventual emergencia que podría suscitarse de intensificarse la actividad en ese coloso, con altura de 1,061 metros.

La sismicidad del volcán, que se ha venido incrementando desde abril pasado, se mantiene con magnitudes entre 1 y 3.3 grados en la escala abierta de Richter, y profundidades que oscilan de 1 a 5 kilómetros, acompañadas de explosiones moderadas con emisiones de gases, cenizas y arena, según las autoridades.

El jefe de la Defensa Civil explicó que el plan de contingencia contempla evacuar a 3,703 familias, integradas por 21,428 personas y que habitan en 3,482 viviendas en 32 comunidades de los municipios de Telica y Quezalguaque, departamento de León, y Posoltega, departamento de Chinandega, (Occidente) y que se encuentran en riesgo.

Exploración de especialistas
Un equipo de especialistas del Departamento de Vulcanología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, acompañado por Defensa Civil, Policía Nacional y líderes comarcales, recorrieron y constataron que el vo          lcán Telica emanó una gran cantidad de cenizas y gases, presidido por tremores sísmicos de baja intensidad, que ocasionaron alarma en la población.

Según el mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, durante el fin de semana, las estructuras comunitarias en el municipio de Telica desarrollaron un censo provisional en las viviendas aledañas al coloso con el objetivo de pronosticar la cantidad de población prevista a evacuarse si es que el volcán incrementa su actividad en las próximas horas.

Ineter vigilante
Angélica Muñoz, Directora de Geofísica del Ineter, señaló que han estado vigilando la microsismicidad del volcán, que comenzó en marzo, pero que los movimientos telúricos aún no alcanzan ni un grado en la escala abierta de
Richter.

De acuerdo con la experta, el volcán Telica se ubica en la segunda posición de los colosos más activos del país. En primer lugar está el Cerro Negro y en posiciones más bajas el Concepción, el San Cristóbal y el Masaya.

Muñoz precisó que ya recolectaron muestras de arena para saber cuál es la procedencia del material, si es joven o es de las paredes del coloso que pueden estar derrumbándose.

Asimismo, han tomado muestras de las aguas de los ríos que vienen del volcán, pues quieren determinar si hubo cambios en la composición química, lo que les puede dar un indicio de cómo está la actividad en el coloso.

En cuanto a las estaciones sismológicas, señaló que hay tres, pero que están tratando de reactivar otras cuatro que estaban dañadas, esto con el fin de tener una mejor vigilancia del comportamiento del volcán.