•  |
  •  |

De aprobarse la Propuesta de Fortalecimiento del Sistema de Pensiones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, colgado en el sitio web de la institución, sería un sistema hecho para que prácticamente esas pensiones no puedan alcanzarse, por lo que organizaciones de sindicalistas y de derechos humanos rechazan la aplicación de algo semejante.
Patricio García, Presidente de la Unión Nacional del Adulto Mayor, UNAM, expresó que había varias propuestas, y la mencionada no es nada novedosa, dado que son recomendaciones de un estudio impulsado por el Fondo Monetario Internacional, FMI, sin embargo preocupa que ésta específicamente, sea respaldada en la página web del INSS.
 “No es correcto, no es real y si es preciso luchar, lucharemos para que no se establezcan estas normas”, comentó García.

CST-JBE también la rechaza
Manuel Ruiz, en representación de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, CST-JBE, expresó que su organización rechaza cualquier posibilidad de semejante reforma a la Ley de Seguridad Social, y pidió al gobierno que si hay una pretensión de esa naturaleza, primero se debe discutir con los sectores sociales, tanto gobierno como empresarios y los cotizantes, siendo estos últimos los más afectados.
“El movimiento sindical fue excluido y así no podemos aprobar algo que es contra la clase trabajadora. Recordemos que a pesar de las presiones del FMI, el intento por privatizar las pensiones se demostró que no era viable y ahora vuelven a revivir reformas disfrazadas para aumentar el doble de las cotizaciones y cinco años más en la edad de jubilación, cuando según Naciones Unidas, el promedio de edad de los nicaragüenses y centroamericanos están entre los 65 y 70 años. Estamos condenados a trabajar de por vida, ¿y de qué jubilación vamos a disfrutar?”, dijo el sindicalista.

Otras objeciones
Luis Orlando Aráuz, presidente de la Red de Adultos Mayores de Nicaragua, Reamn, considera que han sido los desmanes económicos dentro del INSS lo que ha llevado a tomar medidas como las anunciadas. Además, el INSS gasta 40 millones en pensiones de gracia, que proporciona a personas que nunca cotizaron al Seguro Social.
Aseguró que les asusta que esta ley aparezca en la página web del INSS y teme que está montada para que la lea todo el mundo y mañana digan que todo fue consensuado, pero no ha habido consulta. Recordó, además, que en enero de este año, el presidente del Seguro, Roberto López, citó a todas las centrales de trabajadores, pero han pasado cuatro meses, y no han sido convocados nuevamente.
Marcos Carmona, Director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, dijo que la propuesta de “fortalecimiento” al sistema de pensiones es violatoria a los derechos de los nicaragüenses a la seguridad social y a sus derechos humanos, dado que deja en desprotección al trabajador, a pesar de que el Estado está obligado constitucionalmente a dar protección social a los trabajadores.
“Comencemos conque la pensión estará en dependencia del promedio de todos nuestros salarios, pero nadie consideró que todos comenzamos con salarios bajos como profesionales, y también no es lo mismo 400 córdobas de hace 20 años a los de hoy afectados por la inflación. Eso sería una enorme desventaja, pues se reducirá el monto de la pensión del trabajador, que actualmente se entrega de acuerdo al último salario devengado”, expresó.
Carmona remarcó que la intención es sangrar al pueblo de Nicaragua sin esforzarse en obtener una mayor cantidad de afiliados, ni sostener una revisión continua para que los empleadores enteren las cotizaciones. “Dado que el INSS ha sido la caja chica de todos los gobiernos, mientras la corrupción exista en las instituciones estatales, ni que venga el mejor mago económico del mundo nuestro país saldrá adelante”, señaló.