•  |
  •  |

La privación de libertad decretó la jueza Segundo Distrito Penal de Adolescentes de Managua, para los seis sospechosos de haber participado en el robo y posterior crimen del estudiante de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, Evans Omar Orozco Ponce, de 20 años.

La judicial, además, aceptó la acusación que el Ministerio Público presentó contra los sospechosos de haber cometido el crimen que ha estremecido a la comunidad universitaria.

Las iniciales de los seis acusados por el crimen del estudiante del Quinto Año de Arquitectura  son: DGN, AARS, WJCS, LDMM, DFGC y HEEC.

Evans Omar Ponce fue ultimado de varias estocadas la tarde del pasado vienes al salir de la UNI, cuando se opuso al robo de su teléfono celular.

Sitiados por universitarios
A pesar de que la audiencia concluyó minutos después de las 12 del mediodía, los seis imputados solo pudieron ser sacados por la Policía dos horas después.
Esto porque durante  más de cuatro horas decenas de estudiantes de la UNI se apostaron en las entradas al Complejo Judicial Nejapa, exigiendo justicia contra los presuntos criminales.

¡Justicia, justicia, justicia!, corearon una y otra vez los universitarios, quienes como de costumbre, hicieron detonar sus morteros artesanales.

Los momentos de mayor tensión acontecieron cuando un mortero estalló cerca de las celdas preventivas del Complejo Judicial, y el otro cuando la Policía hizo el primer intento por sacar a  los acusados por el portón sureste.

Piden establecer pena capital
Desde un altoparlamente, los dirigentes de la marcha universitaria exigieron la puesta en vigencia de la pena capital o pena de muerte para quien sea encontrado culpable por la autoría de un  crimen.
“Quien le quita la vida a otro ser humano debe ser castigado con la pena capital”, se oyó decir por los altoparlantes.

La Constitución establece como pena máxima los 30 años, y en el caso de los adolescentes, estos no pueden estar privados de libertad más de seis años.

Sardes Pérez, fiscal auxiliar, explicó a los periodistas que luego de la audiencia donde la judicial aceptó la acusación, viene un período de estudio biosocial, donde el judicial analizará cómo los acusados cumplen con la medida impuesta.

Luego de concluido este proceso que para tres de los imputados finalizará el próximo 1 de junio y para los otros tres al día siguiente --2 de junio-- el juicio se abrirá a prueba, indicó la representante del Ministerio Público.

Al final de la audiencia hecha a puerta cerrada y bajo estrictas medidas de seguridad, algunos familiares de los acusados la arremetieron contra los periodistas, amenazándolos con demandarlos.

“Les vamos a meter el ‘d…’ si publican las fotos de los chavalos“, dijo una pariente de los imputados, mientas otro de ellos era sujetado de los brazos para evitar que se abalanzara contra el colega periodista Alejandro Flores, del diario Hoy.