•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

Organizaciones que trabajan por los derechos por la diversidad sexual, mediante una marcha presentaron ante Débora Grandison, Procuradora Especial para la Mujer un pronunciamiento titulado “curas que matan: Una vida sin discriminación es mi derecho”, como parte del Día Mundial contra la Homofobia, lesbofobia y transfobia.

Entre las peticiones que esta organización hizo está la oposición a cualquier tipo de método de “curación” contra la homosexualidad, lesbianidad, la bisexualidad y la transgeneridad en toda Latinoamérica y el Caribe.

Asimismo, hicieron un llamado a los líderes religiosos para que sean coherentes con su discurso con relación al derecho a la vida, la igualdad, la dignidad y la diversidad. “Que se abstengan de promover el odio y la discriminación contra las personas de opciones sexuales diferentes”, reza el pronunciamiento.

De igual forma, exigieron a los gobiernos de la región, en especial a Nicaragua, que como principio laico se tome las medias concretas para combatir todas las formas de discriminación en contra de la orientación sexual y la equidad de género.

Además, alentaron a las personas con orientaciones sexuales a no silenciar los atropellos a los que se vean expuestas y expuestos y denunciar ante las instancias correspondientes.