•  |
  •  |

Al conmemorarse un año más del Día de Solidaridad con las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, Nicaragua recuerda esta efeméride con un repunte de infecciones.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud, para 2010 se registraban 5,693 casos, y hasta la fecha se contabilizan 6,122 personas afectadas por este mal.

Para Flor de María Alvarado, de 48 años y portadora de VIH, el principal problema que hay en nuestro país es que los jóvenes sostienen relaciones sexuales activamente, de una manera irresponsable, a esto se le agregan los tabúes que aún persisten en los entornos familiares, y que los padres no brindan a sus hijos una educación adecuada.

Flor de María recuerda lo difícil que ha sido su vida en el ámbito social y económico, desde que le diagnosticaron VIH en 1993. Ella forma parte del grupo de amas de casa que han sido contagiadas por sus esposos. Por ser portadora de este virus, se le ha dificultado encontrar un trabajo estable.

Además, las personas que están en estas condiciones no tienen credibilidad en los bancos ni en ninguna empresa financiera.

“A pesar de tener VIH también salí con un cáncer linfático. He estado en 12 sesiones. Ha sido bastante duro para mí tener una enfermedad de base, más otra enfermedad que me puede llevar a la muerte. Sin embargo, Dios ha querido que salga realmente hacia adelante. Después de todo esto, creo que Dios tiene mucho que ver, así que debemos confiar mucho en Él, y poner todo en sus manos, después de la mano divina sigue la mano del hombre”, comentó.

Obligada a demandar al Estado
Igualmente, recordó que en un primer momento en Nicaragua tuvo que andar pidiendo ayuda para conseguir el tratamiento, y ante la falta de respuesta, tuvo que solicitarla en el Ministerio de Salud de Costa Rica, en donde le apoyaron por mucho tiempo. Y para obtener las medicinas en su país, tuvo que demandar al Estado nicaragüense.

“Sigo demandando al gobierno por cualquier situación que se me presente. Por ejemplo, con el cáncer tuve que demandar, porque no tenía acceso a las quimioterapias. Fui a la Procuraduría de Derechos Humanos para exigir que se me diera el tratamiento, esto no debería ser así, porque todos merecemos un trato digno, y más aún cuando lo requerimos”, aseguró Flor de María.

Manifestó que la situación en el país ha venido cambiando, y espera que en los próximos años haya una mayor acceso a los medicamentos, no sólo de antirretrovirales, porque no es lo único que hace falta, sino para todas las medicinas que se necesiten.

Diputados desinformados
La diputada Yamileth Bonilla lamentó que el Ministerio de Salud, Minsa, oculte las estadísticas oficiales a los parlamentarios, incluyendo a los de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional. Lo único que ellos manejan, según la página web de este Ministerio, es que en el país hay 5,693 casos de VIH.

Según el doctor Enrique Beteta, Secretario General del Minsa, hasta el momento se registran 6,122 casos positivos, de los cuales un 84.5% son personas jóvenes, que se encuentran entre los 19 y 39 años.

Agregó que en lo que va del año se han realizado 158,000 pruebas gratuitas, de las que 60 resultaron positivas.