•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

Un total de nueve privados de libertad se han fugado en los últimos dos meses de las cárceles preventivas de la delegación policial de León, situación que obligó a la institución castrense a ejecutar un proyecto de reforzamiento de las celdas, que asciende a dos millones de córdobas.

El proyecto incluye la remodelación del área de servicios policiales y de la correspondiente a transito vehicular. El comisionado Ramón Avellán, jefe de la Policía en la localidad, admitió que el descuido de los custodios y la falta de medios de seguridad ocasionó la fuga de los reos que actualmente estaban siendo procesados en los juzgados.

Según el funcionario, una de las medidas inmediatas que tomará a raíz de la fuga recurrente de reos, es proceder con un proceso de reingeniería de las fuerzas policiales, que contempla el reforzamiento de custodios en las cárceles, la remoción de fuerzas y la instalación de un circuito cerrado de cámaras de seguridad, dijo.

“Primero se fugaron seis reos, de los cuales la mitad fueron recapturados, pero la semana que recién pasó, dos reos más de la celda número tres, burlaron la seguridad interna de la institución, y escaparon mientras llovía en horas de la madrugada”, detalló.

El jefe policial precisó que los reos fugados el 13 de mayo utilizaron una sierra para cortar los barrotes de hierro. Fueron circulados a nivel nacional y está pendiente su recaptura, ellos son: Pedro Pablo Salgado Díaz, de 37 años, y Sergio Antonio Castellón Reyes, de 26, alias “Managua”.

Asimismo, detalló que de los seis primeros reos que el pasado 6 de abril huyeron, tres fueron recapturados: Jeyson Ramón Velásquez Lozano, de 16 años; Víctor Antonio Ramírez Aguilar, de 25, y Ariel Antonio Figueroa Aguirre, de 26 años.

Aun se encuentran prófugos: Norland Humberto Cavaría, de 38 años; Francisco Javier Altamirano Martínez y Roger Pineda Rodríguez, ambos de 25 años, todos procesados por delitos de amenazas, robo con intimidación, hurto agravado y robo con violencia.