•  |
  •  |

Para los juristas Óscar Castillo y Cairo Manuel López, los magistrados liberales de la Corte Suprema de Justicia no solo deben denunciar y reconocer que están “pintados” en la pared del Poder Judicial, sino que deberían reivindicar sus derechos dentro de la Corte, como lo establece la Constitución Política de Nicaragua, pues por eso reciben más de 100 mil córdobas de salario al mes.

Esta reacción se debe a que los magistrados liberales Antonio Alemán y Gabriel Rivera aseguraron que no sabían nada de la elección de magistrados laborales, porque ellos solo están para “firmar títulos y autos” en la Corte.

Según Castillo, quejarse ante los medios no es una medida legal, sino de carácter noticioso, y la lucha se debe hacer desde adentro, exigiendo de manera beligerante que se cumplan los procedimientos legales, tanto de la Ley orgánica, como de la Constitución.

“No debe quedarse en la denuncia, sino en acciones concretas. La denuncia es buena cuando viene seguida de acciones, y la Constitución les otorga medios para hacerlos valer”, reiteró el constitucionalista.

Reivindicar derechos
La Constitución Política, en su artículo 163, señala claramente que la Corte Suprema está integrada por 16 magistrados electos por la Asamblea Nacional, y como órgano colegiado, la misma tiene una serie de atribuciones establecidas en el artículo 164, numeral 5, y se deja taxativamente esta disposición: “Nombrar y destituir con el voto favorable de las tres cuartas partes de sus miembros a los magistrados de los Tribunales de Apelaciones”.

Asimismo, la Ley 755, creadora del Tribunal Laboral Nacional de Apelaciones, en su artículo 38 bis, párrafo cinco, deja claro que quien elige a estos magistrados será la Corte Suprema de Justicia”, lo cual debe hacerse de conformidad con el artículo 164 antes citado, según Castillo.

“Si los otros magistrados están violentando sus atribuciones, ellos (magistrados liberales) deben reivindicar sus derechos y atribuciones, porque para eso fueron electos, y la Constitución les designa funciones”, expresó el doctor Cairo Manuel López.

Para Castillo, los magistrados liberales de la Corte perfectamente pueden y deben oponerse a trámites inconstitucionales. EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con los demás magistrados liberales, pero no contestaron sus teléfonos celulares.