•  |
  •  |

El presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, confirmó que la  Propuesta de Fortalecimiento del Sistema de Pensiones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, publicada en el sitio web de dicha institución, es la misma trabajada por la comisión interinstitucional y presentada al Fondo Monetario Internacional, FMI.

 

Rosales declaró a EL NUEVO DIARIO que se trata del planteamiento ya presentado al FMI.

 

Según el presidente del BCN, como parte de los compromisos que Nicaragua suscribió en la Carta de Intención con el FMI el pasado 16 de octubre de 2009, se encuentra el requerimiento de “elaborar la propuesta y presentarla a la nación”.


La misma debe ir encaminada, de acuerdo con la Carta de Intención rubricada entre el país y el organismo, a mejorar la posición financiera del sistema de pensiones y a corregir gradualmente su déficit actuarial.


El funcionario consideró que Nicaragua va “cumpliendo a cabalidad con los tiempos”, ya que realizó la propuesta, la presentó a la población, y queda lo que resta de este 2011 para consensuarla, ya que la misma deberá ser aprobada hasta el próximo año.
Recordó que debido al período electoral, no es conveniente someter a aprobación una ley tan sensible para la población, por los posibles matices políticos que se le puede dar. En este caso, retomó, “esperamos que la discusión del proceso particular de consulta sea en 2012, para su posterior aprobación”.

Wálmaro “la baraja”

Mientras Rosales celebra el cumplimiento de Nicaragua respecto de los compromisos con el FMI, el diputado por el Frente Sandinista y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmarto Gutiérrez Mercado, dijo que la reforma al sistema de pensiones no es aún una propuesta oficial.


Gutiérrez señaló que aún hace falta que el Ejecutivo la presente ante el Parlamento y que sea sometida a un proceso de consulta y discusión con los sectores involucrados.


De antemano, Gutiérrez no descartó ninguna de las nueve “opciones” incluidas en el documento como posible solución al desgaste financiero que enfrenta el Seguro Social.


“Ese es un documento base sobre el cual se genera una propuesta y se plantea la apertura de un debate; no es una posición definitiva por parte del Poder Ejecutivo en relación con el tema de la Seguridad Social”, dijo Gutiérrez.


En todo caso, para Gutiérrez lo importante es que al final del debate y de las consultas, se apruebe una reforma que “afecte lo menos posible” a los cotizantes.  
El diputado no descartó la posibilidad de implementar cualquiera de las nueve “opciones” de solución que contempla el “documento base” para hacer “sostenible” el Seguro Social, de aquí a 2021.


El legislador no quiso pronunciarse a favor de una de las opciones, las cuales establecen, en general, el incremento de la cotización por cada trabajador, así como el aumento del número de cotizaciones pasando de 750 a 1,500; además, se contempla incrementar la edad de jubilación, de 60 a 65 años.


Gutiérrez insistió en la importancia del documento, pero que “llegue al Parlamento con los aportes de todos los sectores involucrados”.

Sindicatos oficialistas callados
Buscando la versión de los sectores sindicalizados, EL NUEVO DIARIO infructuosamente intentó consultar a dirigentes del Frente Nacional de Trabajadores, FNT, y de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, sobre sus valoraciones a las posibles reformas de la Seguridad Social.


En primer lugar, el departamento de comunicación social del FNT indicó que el doctor Gustavo Porras estaba en una importante reunión, mientras tanto, en la CST, mencionaron que el dirigente Roberto González estuvo temprano, pero que se había ido. Dejamos nuestro número telefónico, y por la tarde varias veces tratamos de comunicarnos telefónicamente, pero sólo tenía activado el contestador automático de voz.

(Con la colaboración de Rafael Lara)