•  |
  •  |

La fiscal Nubia Arévalo, Directora de la Unidad Especializada de la Niñez y Adolescencia del Ministerio Público, aseguró que va por la pena máxima de seis años de cárcel, en el caso de los adolescentes que mataron al universitario  Evans Omar Orozco.

Arévalo agregó que no están dispuestos a cambiar de posición por la gravedad del hecho y por la desproporcionalidad en que se encontró la víctima respecto a sus agresores. Además, hay suficientes pruebas para sustentar la acusación y mantener la medida privativa de libertad.

“Desde un inicio, la Fiscalía argumentó que existen razones suficientes para demandar al juez que mantenga la pena privativa de libertad, porque los señalados pretendieron fugarse de la escena del crimen”, explicó Arévalo.

Código no es igual a impunidad
Respecto a las diferentes manifestaciones que han realizado los estudiantes de la Universidad de Ingeniería en apoyo a familiares del fallecido, así como para demandar protección en la Avenida Universitaria donde aseguran son víctimas de muchos asaltos, la fiscal dijo que “es valedera y justa”.

“En Nicaragua hay libertad de expresión, y es una manifestación que vemos como valedera y justa en vista de la magnitud del hecho que ha conmocionado a los miembros de la sociedad”, dijo la jefa de la unidad especializada.

La fiscal también agregó que el Código de la Niñez y la Adolescencia no es igual a impunidad, y lo que existe es una mala interpretación de una parte de la sociedad. Según el Código, la pena máxima en caso de homicidio es de seis años de cárcel.

“No los estamos protegiendo, los estamos sometiendo a un debido proceso con garantías constitucionales que contiene el Código”, explicó la representante del Ministerio Público en materia de niñez y adolescencia.

Hechos

Según la acusación, seis adolescentes interceptaron a tres jóvenes universitarios, entre ellos, el agredido mortalmente, a quien por robarle un celular le dieron seis estocadas en el cuerpo. Los hechos se dieron en el sector de Metrocentro hacia abajo, el viernes pasado.

Según la fiscal, en junio continúa el proceso legal en los Juzgados de Managua, cuando estén listos los estudios biosicosociales --de cada uno de los adolescentes-- que fueron ordenados por la juez del Juzgado Segundo Penal de Adolescentes.

En lo que va del año, a la Unidad especializada de niñez y adolescencia han ingresado 426 casos, cifra preocupante, ya que no ha transcurrido ni medio año y ya casi sobrepasan la media del año pasado. En 2010 ingresaron mil 19 casos a esta Unidad.

Los delitos denunciados contra adolescentes son lesiones, de orden sexual, robos en todas sus modalidades y homicidios.