•  |
  •  |

El Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert J. Callahan, informó de la llegada al país de una misión del Centro Carter para analizar el tema de la observación del proceso electoral.

Dijo que la delegación estará integrada por expertos latinoamericanos en materia de observación electoral, quienes tienen previsto reunirse con representantes de sociedad civil y del gobierno, para evaluar y tener una mejor idea de las posibilidades de garantizar una observación verdadera de los comicios a celebrarse en noviembre próximo.
Señaló que en unas tres semanas podrán contar con el resultado de esas evaluaciones.

Callahan resaltó la importancia de que el proceso de elecciones se abra a la observación nacional e internacional, atendiendo a la manifestación pública de diferentes sectores, entre los que mencionó a la Iglesia, empresarios y la sociedad misma, sobre la necesidad de que el Consejo Supremo Electoral no limite la observación.

“Necesitamos observación”
“Necesitamos observación”, remarcó, y puso como ejemplo que en su país este tipo de procesos son completamente abiertos, “porque no tenemos nada que esconder”.

Agregó que Nicaragua capitalizaría positivamente su imagen a nivel internacional si brinda todas las condiciones para que los observadores certifiquen la transparencia del proceso de elecciones.

Acompañamiento u observación, “quizás es una diferencia semántica”, lo realmente importante es que se garanticen las condiciones necesarias, apuntó Callahan, refiriéndose también a los compromisos adquiridos en la Carta Democrática Interamericana.

El diplomático prefirió no adelantarse a opinar cómo afectarían las limitaciones de observación electoral a la cooperación económica que su país brinda a Nicaragua, tomando en cuenta que las críticas al proceso de las elecciones municipales desencadenaron el retiro de la Cuenta Reto del Milenio.