•  |
  •  |

Los contralores colegiados con períodos vencidos decidieron ayer de manera unánime, establecer una responsabilidad civil en contra del exalcalde de Tipitapa, Norman Córdoba, a quien le señalaron diversos actos irregulares durante su administración 2005-2009.

Los colegiados decidieron imponer la responsabilidad civil en contra de Córdoba, la cual conlleva el pago de glosas hasta por una suma cercana a los C$250,000, informó una fuente del Consejo Superior.

La auditoría se inició luego de denuncias de supuestas malversaciones que sumaban varios millones de córdobas, de los que se responsabiliza a Córdoba y a otros funcionarios de alto rango de la municipalidad. Pero los colegiados ayer decidieron que lo más que podían establecer en contra de Córdoba era una responsabilidad civil.

Entre los señalamientos en contra de Córdoba se encuentran donaciones a concejales con fondos de la comuna, y arriendos irregulares a funcionarios municipales.

Un informe preliminar que se dio a conocer semanas atrás confirmaba que entre febrero y junio de 2006, la administración de Córdoba otorgó donaciones y pagó gastos médicos por más de 16,000 córdobas a concejales propietarios de esa comuna, violentando la norma municipal.

La administración de Córdoba también pagó casi veinte mil córdobas en el arriendo del vehículo propiedad del entonces director de proyectos de la Alcaldía de Tipitapa, José Ramón González. La contratación se realizó supuestamente para la supervisión de proyectos.

Entre los hallazgos de la CGR, también se detectó otra sobreejecución en los montos presupuestados para la realización de un proyecto de enmallado y engramado del cuadro de la Villa. En esa obra, la comuna debió gastar C$350,000, pero gastó alrededor de C$100,000 más. Mientras que el adoquinado de 250 metros lineales en el barrio “Juan Castro” también fue superado en gastos hasta en C$30,000.

En ambos proyectos se gastó cerca de C$200,000 adicionales a los presupuestados.  “Hay obras que no se concluyeron y que fueron pagadas o que fueron sobrepagadas”, dijo la fuente del Consejo Superior de la Contraloría.

Presunción penal en caso de Enatrel
Por otro lado, la misma fuente indicó que ayer los colegiados establecieron presunción de responsabilidad penal en un caso de una denuncia que se recibió en junio de 2007 en  contra de funcionarios de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel.

La denuncia la interpusieron José René Mendoza Pérez y Alexis Mendoza Álvarez, en contra de Domingo Cáceres, Gerente de Transmisión de Enatrel,  a quien señalaban de presunto desfalco, soborno a dirigentes sindicales, uso discrecional para negocios personales y nepotismo en el área que dirigía.

Los dos denunciantes fueron luego involucrados y declarados culpables por el asesinato del ingeniero Carlos Alberto Moreira López, y por el robo de dos vehículos, delitos por los que podrían hacerse merecedores de una larga pena.

Moreira López se desempañaba como jefe de Protecciones Eléctricas de Enatrel.
Los colegiados determinaron establecer presunción penal en el caso hasta por la suma de C$75,000, indicó la fuente de la Contraloría.