•  |
  •  |

La Policía Nacional, la Iglesia Evangélica y la Asociación de Astrónomos no se mostraron impactadas, y consideran que nada extraordinario pasará mañana, día cuando una secta religiosa californiana ha anunciado a través de mensajes puestos en grandes rótulos, ubicados en diferentes puntos del país, que finalizará el mundo.

El comisionado mayor Emilio Rodríguez, jefe del Distrito Tres de Policía y sociólogo de profesión, consideró que los mensajes no han tenido un efecto significativo en los nicaragüenses, y aunque no espera graves consecuencias este próximo 21 de mayo, señaló que en todos los países el fanatismo incide en sus pobladores.   

Enormes rótulos, ubicados en diferentes puntos del país, contienen parte de la siguiente cita bíblica que dice: “Tocaré trompeta… avisaré al pueblo”. Ezequiel 33:3. En letras más grandes advierte: ¡El Día del Juicio Final! 21 de mayo de 2011, e invita a escuchar la radioemisora FamilyRadio.com, que pertenece a una secta californiana dirigida por el norteamericano Harold Camping.

En todos lados hay fanáticos
“Es muy poco probable que esos mensajes alegóricos al fin del mundo afecten la situación operativa de nuestro país, porque nuestro pueblo y nuestra comunidad son maduros y capaces de analizar lo que es cierto y los que es falso… vamos a encontrar fanáticos por todos lados. Aquí hubo casi suicidios cuando perdió el Real Madrid (equipo de fútbol), porque son fanáticos de ellos, así los hay en todos los gremios y en todas las partes”, aseveró Rodríguez.

El jefe policial indicó que hasta la fecha ninguna persona se ha quejado de la presencia e instalación de los enormes rótulos con los mensajes del miedo, pero que si alguien lo hubiera hecho habría que analizar qué tipo de acción penal se podría impulsar en contra de la secta. Agregó que no están preparando ningún plan policial para atender los posibles hechos que incite la profecía de Camping.

Profecía da risa
“Ja, ja, ja, ja…”, una carcajada fue la reacción del pastor de la Iglesia Evangélica Centro Vida y presidente del Foro de Seguridad Ciudadana, Leonel Úbeda, cuando le consultamos sobre la proximidad del fin del mundo pregonada por Camping. Úbeda dijo que la fecha del final de los días solo la conoce Dios, y que los falsos profetas anuncian estos eventos con el fin de vanagloriarse, obtener fama y contactos con personajes importantes del mundo, y muchas veces por ignorancia.

“Si él (Camping) en realidad está seguro de que todo esto será así, entonces ya hubiera regalado todos sus bienes a los pobres o a los centros de salud y hospitales; ya ha habido muchos locos planteando esto, y en los últimos 100 años ya han aparecido no menos de 25 personas haciendo lo mismo en el mundo”, señaló Úbeda. Agregó que ni la Iglesia ni los diferentes sectores del país han prestado atención a los mensajes del terror.

“Mensajeros irresponsables”
El director de la Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses, Astronic, ingeniero David Castillo Pacheco, calificó esta campaña como una irresponsabilidad de parte de esa  agrupación religiosa, la que según él, lo que pretende es tener rubros económicos a cambio de causar miedo en la población.

“Recordemos que el universo tiene 13 mil 500 millones de años, la Tierra 4 mil 500. La Tierra ha tenido vida durante demasiado tiempo, han pasado catástrofes, malformaciones y la tierra sigue. No se puede definir el día y la hora en que la Tierra va a desaparecer. Me parece que es un acto de irresponsabilidad decir que las cosas van a cambiar en un tiempo determinado”, indicó Castillo.

Asimismo, no descartó la posibilidad de que algo pueda suceder con el planeta en algún tiempo no determinado, ya que existen una serie de fenómenos astronómicos que pueden afectar a la Tierra. Entre estos mencionó: una coalición por un meteorito, bombardeo de rayos cósmicos por estallidos de una estrella o el envejecimiento del sol.