•  |
  •  |

El mundo no se acabó este 21 de mayo tal como lo pronosticó “el profeta” norteamericano Harold Camping. Falló por segunda vez. Prueba de ello es que usted está informándose, como todos los días, con EL NUEVO DIARIO.

Las iglesias católica y evangélica esperaban que la falsedad de dichos mensajes fuera descubierta una vez más. Científicos nicaragüenses nunca creyeron en los mismos, y aseguran que sí pueden ocurrir grandes acontecimientos que acabarían con el mundo, mientras estudiosos del tema están desarrollando diversas actividades con el fin de aclarar a la población algunos mitos.     

En Estados Unidos, reportó la BBC, la “profecía” fue aprovechada por una organización que dice representar a los ateos de varios estados. En una valla en el área de Fort Lauderdale, Florida, el grupo Ateos Estadounidenses convoca a la celebración, con el argumento de que la predicción de Camping “no tiene sentido”.

En Fayeteville, la organización Ateos y Humanistas --del centro de Carolina del Norte-- también planea una celebración.

Dos grandes parrandas
“Pese a que lo absurdo de la afirmación (de Camping) es obvio para mayoría del mundo, es una buena oportunidad para destacar algunas de las creencias más estrafalarias que presentan frecuentemente los fundamentalistas religiosos”, dice un mensaje puesto en la página web de la organización.

En Fayeteville la parranda durará dos días: uno marcando el día del Juicio Final y otro “para los que sobrevivan”.

El mundo puede acabar, pero…

El científico e investigador Jaime Íncer Barquero afirmó que estas predicciones se basan en falsas conjeturas que no son confirmadas por la ciencia. Recordó que en el pasado han ocurrido hechos catastróficos para la humanidad, los cuales podrían repetirse en algún momento, pero que sería muy aventurado ponerles fechas inmediatas.

“No hay ningún indicio actualmente en el espacio que nos permita esperar para mañana (hoy) un fenómeno de esa naturaleza.

Se podría decir que, según las teorías de la evolución del sol, va a explotar dentro de 6 mil millones de años, y esa explosión va a consumir a la tierra, esa es una posibilidad que está estudiada… podría suceder, y es más probable que en el futuro un asteroide o un cuerpo planetario choque contra la tierra y produzca una hecatombe igual al que produjo la caída de un asteroide hace 65 millones de años en lo que ahora es Yucatán”, explicó Incer.

En estos tiempos hemos sido testigos de constantes terremotos, tsunamis y explosiones de volcanes, entre otros fenómenos naturales.

Ambientalistas los han atribuido al cambio climático o al calentamiento global, pero según Incer, el ser humano está diseñado para soportar y adecuarse a los cambios climáticos.
   
Acciones contra mensajes del miedo
El escritor y creador de la página electrónica DI END, que aborda temas relacionados con el fin del mundo, Martín Mulligan, dijo que “todos esperamos que el 22 de mayo llegue para  estar un poco más tranquilos.

Claro que, además, queremos que rectifique la Alcaldía con eso de andar vendiendo espacios de ese tipo que no contribuyen en nada al desarrollo de una nación, (pero) nunca lo hará”.

Mulligan y otros seguidores de estos temas han decidido ejecutar acciones encaminadas a orientar a la población sobre estos mitos y debates.

La noche de ayer realizaron una “vigilia apocalíptica” en Managua. Hoy en horas de la tarde, en Granada, realizarán una “Feria de Tribulación”, y el próximo dos de junio tendrán un encuentro donde participarán sociólogos, teóricos del arte, artistas del trashmetal, y están solicitando la participación de un miembro de FamilyRadio, secta religiosa que lidera Camping.