•   Toronto, Canadá / EFE  |
  •  |
  •  |

El abogado de Álvaro Orozco, un nicaragüense que había solicitado refugio en Canadá por ser gay y sufrir abusos domésticos en Nicaragua, dijo hoy que su cliente podría ser expulsado del país en los próximos días y que intentará evitar la ejecución de la orden.

Richard Wazana, abogado de Orozco, declaró a Efe que ha solicitado que las autoridades canadienses pospongan la deportación del joven nicaragüense hasta que se resuelva la solicitud de residencia por razones humanitarias y compasivas.
La petición fue presentada hace cuatro años, pero las autoridades canadienses no han señalado si la aceptarán.

Wazana añadió que si las autoridades canadienses no atienden su solicitud, recurrirá a los tribunales federales para intentar que Orozco, de 25 años, se mantenga en el país.

Orozco se encuentra detenido desde el pasado 13 de octubre a la espera de que las autoridades canadienses consigan un pasaporte en vigor de Nicaragua que le permita viajar.

Su caso es famoso
Hoy, varios colectivos de defensa de inmigrantes y de homosexuales tienen prevista una marcha en el centro de Toronto, para protestar contra la expulsión de Orozco, que llegó a Canadá en 2004 procedente de Estados Unidos, y cuyo caso ha causado un gran interés tanto en Canadá como en el extranjero.

Orozco abandonó Nicaragua solo, cuando tenía 12 años, tras sufrir abusos por parte de su padre y presenciar los maltratos que padecía su madre.

Tras atravesar Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos, donde pasó un año encarcelado, en 2004 llegó a Canadá, y solicitó refugio por la persecución sufrida en Nicaragua por ser gay y por el abuso doméstico padecido.

Pero en 2007 su solicitud fue rechazada por la jueza del Consejo de Inmigración y Refugio Deborah Lamont, por considerar que “no parecía lo suficientemente gay”.

Vivía clandestino
Tras la decisión de Lamont, Orozco vivió de forma clandestina en Canadá, hasta su arresto el pasado 13 de octubre.

Wazana declaró a Efe que la jueza “no creyó que era gay porque Orozco no fue sexualmente activo cuando se encontraba en Estados Unidos, y una organización cristiana estadounidense le dio refugio”, valoración que hizo que el caso ganase notoriedad en Canadá y el extranjero.

Un antiguo abogado de Orozco, El-Farouk Khaki, dijo que, a su juicio, el juez que decidió el caso de Orozco en 2007 “hizo preguntas que eran inapropiadas sobre su orientación sexual”, y lamentó que la petición del nicaragüense ha sufrido de “detalles técnicos” que finalmente han provocado el rechazo de la petición de refugio.

Wazana también dijo que “el hecho de que Orozco saliese de Nicaragua cuando tenía 12 años y llegase solo hasta Canadá es un milagro. Eso y la escasa protección que los homosexuales tienen en el país centroamericano hacen su caso especial”.

El letrado dijo que Orozco, al que vio hoy en el centro de detención, “está nervioso y ansioso, temeroso de volver a un país que no es exactamente amigable con gays y lesbianas”.

Khaki también expresó su preocupación de lo que llamó el “mito de Canadá como país que da la bienvenida a inmigrantes y refugiados”.
“Siempre les digo a mis clientes que las autoridades de inmigración no existen para dejarles entrar, sino para garantizar que no se queden, no sólo en Canadá sino en cualquier parte del mundo”, explicó el abogado.

“Lo que veo es un declive en el número de peticiones de refugio aprobadas por Canadá.