•  |
  •  |

El volcán Telica se mantiene amenazante. Tanto que nuestros expertos han tenido que redoblar la vigilancia. Ayer se informó de la llegada al país especialistas de Suecia y de El Salvador, que aportarán tecnología que permita dar un mejor seguimiento al convulsionado comportamiento del coloso, que en esta semana que termina se ha elevado considerablemente, motivando la declaración de alerta verde, y, con ella, la evacuación de los pobladores más próximos al volcán.

El último reporte del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, adelantó la posibilidad de que el volcán siguiera manifestándose mediante explosiones en pequeña y en moderada intensidad, mientras los “cuidados” que toman las autoridades se redoblan.

Y es que a los tres equipos técnicos de la vigilancia permanente en el sitio se informó de la llegada de un refuerzo de especialistas de la Universidad del Chalmers, de Suecia, y del SNET de El Salvador. Con ellos, el Ineter instalará equipos especiales para la medición de gases, además de una cámara térmica para medir a distancia la temperatura del volcán y de una estación sísmica adicional.

El monitoreo de posibles alteraciones de la composición química del agua también se mantiene entre las medidas que los expertos tienen para obtener señales que puedan alertar de un suceso de importancia, y al mismo tiempo evitar que la población sea afectada por la ingesta de agua no apta para tal fin. En esto están colaborando la ONG Nuevas Esperanzas, el Silais-León y la Alcaldía de Telica. El principal objeto de estudio son los pozos de agua de consumo humano ubicados en un radio de 5 kilómetros alrededor del volcán.

El Ineter habló ayer de actividad microsísmica “sostenida” en el volcán, pronosticando más explosiones.  

En los últimos tres días, la central sísmica registra más de 850 microsismos con 60 sismos localizados, con magnitudes de entre 0.8 a 2.2 en la escala abierta de Richter, con profundidades entre 0.7 a 2.2 kilómetros, detalla el comunicado oficial de Ineter.

Entre las novedades de ayer está la detección mediante GPS de un ligero hundimiento de 2 centímetros en la parte norte del volcán.
Precisamente en esa zona los pobladores reportaron surgimiento de fumarolas, en la comunidad El Ñajo.

Evacuados pasan penurias
Las cuatro familias que desde el recién pasado martes fueron evacuadas de la comunidad Aguas Frías, por el Comité Municipal dez Atención y Prevención de Desastres (Comupred), ante la amenaza eruptiva del volcán Telica, demandaron este viernes a las autoridades el suministro de agua, víveres y ropa.

En este sentido, las 14 personas evacuadas a la comarca Los Cocos, reparto Belén, oriundas de Aguas Frías, a orillas del volcán Telica, salieron de sus casas el martes con la ayuda de la Defensa Civil y de la Policía Nacional. “No tuvimos tiempo de aliñar nada, decidimos abandonar nuestras casas porque las cenizas y el mal olor a azufre estaban provocando daños en nuestra salud”, dijo doña Alicia Morales, de 66 años, quien permanece refugiada en casa de familiares, pero carece principalmente de alimentación.

A escasos metros de donde se encuentra refugiada doña Alicia, funcionarios del gobierno llegaron en horas de la tarde del viernes, a visitar a María Antonia Robles Rivera, de 23 años, quien fue abastecida de un paquete alimenticio para los próximos cinco días.

A la joven, de 23 años, la acompaña su esposo Denis Martínez Vargas, de 25, y su hija Érika María Robles Vargas, de siete meses de nacida. “Por tres días permanecimos a expensas de los vecinos, y fue hasta hoy (viernes) que nos abastecieron de alimentos, ellos (autoridades) nos prometieron que nos iban a atender de inmediato, pero la verdad es que se habían olvidado de nosotros”, dijo.

Defensa Civil en permanente labor

Ante la amenaza eruptiva del Telica, el Comupred solo ha evacuado a cinco familias que corresponden  a 14 personas, entre niños y adultos. El mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en León, manifestó que la actividad sísmica y la emanación de gases en el volcán se mantienen, aunque durante el transcurso del viernes no se registraron expulsiones.

Sin embargo, el Comupred --conformado por distintas instituciones del Estado-- mantiene la vigilancia y el plan preventivo de evacuación que sería implementado de producirse una emergencia. Según el edil, Arsenio Reyes, se trabaja en la actualización de planes de atención, particularmente a las comunidades Las Quemadas, El Caracol y Aguas Frías, que componen alrededor de 150 familias.

También se conoció de la reactivación de dos fumarolas aledañas al coloso. El doctor Andrew Longley, Director del Organismo Nuevas Esperanzas, UK en León, aseguró que las fumarolas están ubicadas a cuatro kilómetros al este del coloso en las comunidades La Quemada y Aguas Frías, donde un equipo del Ineter investigaría el fenómeno.