•  |
  •  |

El devastador terremoto del 12 de enero de 2010 que destruyó a Haití,
tocó los corazones  de un grupo de nicaragüenses  que decidieron mostrar
su solidaridad trasladándose a este país caribeño, para ayudar a construir
casas y albergues para los damnificados.

Esta muestra de hermandad en tiempos difíciles la está brindando  el personal   que trabaja  para la ONG “Sofonías de Nicaragua”, conocida por sus siglas
como Sofonic , la cual dispone de ingenieros y albañiles  que están
acompañando al pueblo haitiano en la reconstrucción de casas modelos
y en la instalación de inodoros secos que tienen la ventaja de  no
requerir  de agua para funcionar.

Según el director de Sofonic, Libio González Rodríguez, la inversión que
están realizando en Haití  se acerca a los 600 mil  dólares y señaló que
las fuentes de financiamiento son la cooperación española, alemana  y la
ayuda evangélica de Suiza.

El plan de cooperación es de cinco años, periodo en el que contingentes nacionales pasan un tiempo allá y después de ser relevados, retornan a su patria. De esta manera, la presencia de nicas será continua para contribuir a la recuperación de Haití.

Instalan talleres
Marcos Sánchez, quien también labora para la organización, fue uno de los primeros en visitar el país después del terremoto y aseguró que en el plan de ayuda para  Haití contempla la instalación de 60 inodoros secos, la construcción de 34 casas y la creación de 60 albergues permanentes.

A la vez, construyen cuatro talleres en los que están enseñando a los
haitianos  a armar materiales de construcción  utilizando los
escombros de los edificios derrumbados.

La huella que dejarán los compatriotas  no se podrá borrar fácilmente, pues a los locales les están entrenando en las técnicas de construcción hasta convertirlos en albañiles, cuya labor en un país devastado será de suma importancia.
“Queremos que se apropien de esas técnicas para que ellos queden a cargo de los talleres y ayuden a otros haitianos a seguir construyendo viviendas, y masifiquen también el uso de la tecnología del inodoro seco, porque esa es la idea del proyecto, ir a preparar a las personas para que puedan valerse por sí solas una vez que concluya la cooperación”, señaló.

Un barrio y dos ciudades
El apoyo que está brindado Sofonic en Haití  es en  un barrio de la
ciudad de Puerto Príncipe,  y en las ciudades  Liancourt    y Jacmel,
donde también están apoyando en la construcción de un colegio y un parque
de esparcimiento con el apoyo de  la Asociación de Padres y Profesores de
la Escuela de Liancourt (APPEL), que es la que se encarga de seleccionar a
las personas beneficiadas.

Al final,  Sánchez detalló que el pueblo haitiano está muy agradecido con
ellos, “debido a que este proyecto incluye una interacción con los
beneficiados, ya que ellos ayudan a la construcción de las casas, los
albergues, en la elaboración de materiales de construcción  y en  la
instalación de los inodoros y esa estrecha relación nunca antes la habían
tenido”.

Sofonic es una ONG que nació en San Juan del Sur en 1983  y  se dedica a
brindar asesorías en materia  de construcción y trabaja en proyectos
sociales y ambientales, y en la formación de nuevos albañiles. Actualmente tiene su sede  en Jinotepe.