•  |
  •  |

Managua se convirtió anoche en la sede de una inesperada cumbre presidencial centroamericana que rubricó y respaldó el acuerdo del retorno del expresidente Manuel Zelaya a Honduras, tras casi dos años de permanecer en el exilio después de ser derrocado el 28 de junio de 2009, y fue extensivo a la reactivación de la integración del CA-4, el respaldo del retorno de Honduras a la OEA, la profundización jurídica de la Unión Aduanera Centroamericana y el restablecimiento de las relaciones entre Honduras y Nicaragua.

Tras una reunión de tres horas, en las que participaron los presidentes Álvaro Colom, de Guatemala; Mauricio Funes, de El Salvador; Porfirio Lobo, de Honduras, y Daniel Ortega, de Nicaragua, en la sede del gobierno de Managua, los presidentes suscribieron tres declaraciones cuyo fundamento fue la reactivación de la integración centroamericana y su instrumentos del CA-4, seguidos por el Parlacén, Corte Centroamericana de Justicia y ahora la Unión Aduanera Centroamericana.

Desfile de mandatarios desde la tarde del domingo

Los primeros presidentes en llegar fueron Álvaro Colom, de Guatemala, y Mauricio Funes, de El Salvador; luego llegaron el presidente de Honduras, Porfirio Lobo; el expresidente Manuel Zelaya, y el canciller venezolano Nicolás Maduro, que viajaron desde Cartagena, Colombia, donde firmaron el llamado “Acuerdo para la reconciliación nacional y la consolidación del sistema democrático en la República de Honduras”.

La agenda de los presidentes estuvo basada en temas relacionados con la reactivación de la integración ante las amenazas reales del crimen organizado, las amenazas a las democracias, el narcotráfico y la inseguridad regional, en la cual también participaron altos jefes militares de los países.

Ortega lee acuerdos de integración
Tras la reunión de tres horas, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, leyó los acuerdos y en el principal, los mandatarios respaldan el Acuerdo de Cartagena, el reintegro de Honduras a la OEA y demás foros; el restablecimiento de las relaciones entre Nicaragua y Honduras.

Otro de los acuerdos versó sobre seguridad regional y el respaldo muy particular al presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ante los últimos acontecimientos violentos ocurridos en este país, como la masacre de más de veinte campesinos a manos del Cártel de los Zetas, así como el tema del narcotráfico, tráfico de armas y de personas.

Para los presidentes, la inseguridad regional ha socavado la institucionalidad democrática de los países centroamericanos, por lo que también anunciaron una próxima conferencia sobre seguridad, que se celebrará en Guatemala.

Otro acuerdo fue sobre la Unión Aduanera Centroamericana, instrumento de integración que se profundizará en lo jurídico para lo cual se solicitará apoyo al SICA y demás órganos de integración.

Presidentes agradecen
El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, calificó como “muy productiva la reunión”, y agradeció a su homólogos por el esfuerzo trazado desde inicios de abril y que culminó con la cumbre de anoche.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo que “fue un paso muy importante que refuerza las iniciativas de los países miembros del CA-4” y aporte a lo que llamó “el tejido institucional afectado con el golpe de Estado en Honduras el 28 de junio de 2009”.

“Este proceso de integración no era posible ni viable sin Honduras, “por eso hacemos votos para que Honduras sea aceptada en el seno de la OEA, antes de que se celebre una reunión de este organismos los días 5, 6 y 7 de junio en El Salvador”, dijo el presidente.

“Llegue a luchar como usted quiera”
El presidente Porfirio Lobo agradeció el aporte de los presidentes por los acuerdos logrados anoche, e invitó al ex presidente Zelaya a que “llegue a su país a luchar como usted quiera”.

El canciller Nicolás Maduro, en nombre del presidente Hugo Chávez, felicitó a los presidentes centroamericanos, y destacó el papel del presidente Juan Manuel Santos en la procura del acuerdo que permitió el  retorno de Zelaya a Honduras.

El expresidente Manuel Zelaya agradeció a los presidentes, y dijo que los acuerdos constituyen un mensaje positivo para América Latina, “porque se ha actuado en reconocimiento a los derechos de los pueblos y en el respeto de sus derechos humanos.

Santos fue testigo de honor
El denominado Acuerdo de Cartagena lo firmarán, además de Lobo, los cancilleres Nicolás Maduro, de Venezuela; María Ángela Holguín, de Colombia, y Santos como testigo de honor.

Según el comunicado, la decisión de suscribir el convenio "se finiquitó el sábado en horas de la noche", tras intensas negociaciones de cuatro días entre las partes involucradas.