•  |
  •  |

Cuatro trabajadores del Instituto de Medicina Legal fueron corridos, después de ser investigados por la Policía Nacional, que los encontró relacionados con la falsificación de un dictamen médico legal que serviría para liberar a un reo narcotraficante, informaron fuentes judiciales.

La pesquisa aún continúa en los Juzgados de Managua, ya que la correspondencia pasó directamente al despacho del juez quinto Distrito Penal de Juicio, Sergio Palacio, es decir, no siguió su ruta normal a la oficina de mensajería de Nejapa.

Los corridos fueron Walter Solís, Martha Idalia Matus, Allan Moraga y Evelio Gutiérrez. Todos formaban parte de la cadena de custodia de los dictámenes forenses en el IML.

El dictamen falsificado, según la fuente, fue del doctor Miel Hernández, quien también fue entrevistado por la Policía, pero este demostró que no tuvo nada que ver en el asunto.

Destituyen a juez de Bonanza
La magistrada Yadira Centeno, delegada por la Corte Suprema de Justicia para atender el IML, confirmó la información, aunque desconoce los resultados finales de la investigación que está realizando la Policía Nacional.

El juez Palacios fue quien denunció la anomalía a la Policía Nacional. Hasta ayer se desconocía si el expediente fue trasladado al Ministerio Público para que los responsables sean procesados judicialmente.

Mientras tanto, en la Corte Suprema de Justicia, la presidenta del Poder Judicial confirmó la destitución del juez Único de Bonanza, Pedro Pablo Manzanares Torres, quien está siendo acusado de portación ilegal de armas y exposición de personas al peligro.

Según Ramos, la decisión fue unánime, después de leer el informe  sobre las actuaciones y comportamiento de Manzanares, quien en días pasados protagonizó un grave incidente frente a un centro de diversión nocturna de ese municipio de la Región Autónoma del Atlántico Norte, donde ebrio, realizó varios disparos al aire.