•  |
  •  |

La Red de Mujeres contra la Violencia condenó el alto índice de muertes de mujeres que se registraron en menos de una semana, superando los 40 femicidios en lo que va del año y solicitan públicamente al gobierno que se de una alerta nacional y se tomen acciones concretas en los casos de violencia intrafamiliar para que estos no se conviertan en homicidios.

Matilde Lindo, de la comisión coordinadora de la Red, criticó que a pesar de los esfuerzos por contrarrestar la violencia intrafamiliar, las campañas de sensibilización, los seminarios, los talleres para los operadores de justicia sobre la problemática, esto ha quedado en maquillaje porque las cifras son impactantes en comparación con otros años. Además indicó que la falta de justicia y castigo contra los agresores lo que hace es alentarlos y hacer que se sientan inmunes ante autoridades que no aplican con dureza los castigos contra este delito.

“Considero que es la impunidad uno de los mayores elementos que incitan a la violencia contra la mujer y al femicidio”, expresó Lindo, agregando que no hemos llegado a mitad del año y prácticamente ya se igualaron las cifras del año pasado en éste mismo período, y a nivel comparativo tiene una tendencia a incrementarse en el segundo semestre.

Patricia Orozco del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, alega que el gobierno debería declarar una alerta nacional y tomar acciones concretas tanto la Policía Nacional, como el Ministerio Público y el Poder Judicial.

Desde el viernes, en menos de una semana, se han registrado al menos 5 femicidios, mientras tanto los diputados continúan en discusiones y la Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer, sigue sin ser aprobada.

“La situación es grave aunque no creo que se incrementaron las muertes, sino que los índices de la denuncia son mayores. Los femicidios siempre han estado ahí. El feticidio tiene característica particulares dado que no es el sólo asesinato de una mujer, sino el asesinato por ser mujer y donde su agresor tiene un vínculo. Son crímenes de odio y tiene sus características específicas. Cuando solicitamos que la figura del femicidio se incluyera en el actual Código Penal nos volvieron a ver como locas”, alega Orozco.

Destacaron que al II Encuentro Nacional por la Vida y la Salud de las Mujeres, en el que participaron aproximadamente 160 mujeres pertenecientes a organizaciones por los derechos de las mujeres de todo el país, se invitó a la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, a la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, a la directora de las Comisarías de la Mujer, Mercedes Ampié y a la ministra de salud, Sonia Castro González. Ninguna llegó, ninguna envió a un delegado y ninguna envió una excusa para al menos justificar su ausencia.

Orozco expresó que así las autoridades gubernamentales demuestran su interés por el tema y de trabajar en conjunto, con la sociedad civil, en pro de una reducción de los femicidios.