•  |
  •  |

Entre 2008 y 2010, son 79 mujeres las denunciadas por el delito de aborto en sus diferentes manifestaciones, de las cuales tres ya fueron condenadas, una de ellas de apenas 16 años, según datos de la Policía Nacional y de las Comisarías de la Mujer, Adolescencia y Niñez.

Durante el II Encuentro Nacional por la Salud y la Vida de las Mujeres, Ana María Pizarro destacó que las autoridades desde la penalización del aborto terapéutico se siguen ensañando contra la mujeres, en su mayoría pobres, en un país donde la falta de información formal sobre la sexualidad y donde el embarazo adolescente es uno de los más altos en América Latina.

“Los ingresos a las unidades de salud de mujeres adolescentes supera el 30%, y la muerte materna en la adolescencia es mayor al 30%, mientras el 62% de los nuevos casos de VIH-Sida en 2010, son de mujeres adolescentes de entre 15 y 19 años”, alega la doctora Pizarro.

Edad y estatus social
De las mujeres denunciadas, el 32.87% son menores de 18 años, y el 34.25% tienen entre los 18 y los 25 años; el 16.44% son analfabetas, y el 69.86% tiene nivel escolar de primaria o de secundaria.

Entre sus ocupaciones, el mayor porcentaje, 35.06% estaba en el desempleo, el porcentaje restante eran estudiantes, amas de casa, empleadas domésticas o tenían otro tipo de ocupaciones.

“Se debe considerar la extrema pobreza y las dificultades que tienen las mujeres, siendo un ejemplo palpable el de una joven en Río San Juan, que en medio de sus grandes dificultades, con un padre en coma por negligencia médica, un hijo discapacitado, y sin tener qué comer, ahora es denunciada por un aborto”, expresó  la doctora Pizarro.

Según la doctora Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, parte del Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto, señaló que, en importantes foros internacionales, en estos casos el Examen Periódico Universal de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, han recomendado al Estado de Nicaragua que se revise el aspecto legal de la penalización, tomando en cuenta las peculiaridades del país para que deje de castigarse a las mujeres.