•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, expresó esta mañana, que pese al cierro de la Cuenta Reto del Milenio, su país está dispuesto a realizar un nuevo acuerdo con Nicaragua y trabajar con cualquier administración, siempre y cuando se mejoren los indicadores relacionados con las libertades económicas y particularmente con la gobernabilidad, el Estado de Derecho, la libertad de expresión y la lucha contra la corrupción.  

Asimismo, expresó tener “sentimientos encontrados” por el cierre de la Cuenta Reto del Milenio, CRM. “Me llena de orgullo ver que se lograron todas las metas planteadas pero me entristece ver el fin del programa”, expresó el diplomático.

Callahan destacó que durante estos cinco años se ejecutó el programa al cien por ciento, no obstante la continuación se hubiera significado más progreso para el pueblo de Nicaragua.

Por su parte,  el director general de la CRM, Juan Sebastián  Chamorro, comentó estar satisfecho con el desarrollo del programa. “Cumplimos y sobrepasamos la meta, el programa deja varias lecciones aprendidas”, afirmó Chamorro, quien agregó que la selección del territorio para la aplicación del proyecto fue acertada porque permitió estar cerca de los productores.

Chamorro aseveró que el trabajar de cerca con los productores generó más confianza en el sector, así como mantener una buena comunicación y desarrollar un trabajo en equipo.

Además, destacó que la inclusión de las mujeres fue una decisión acertada ya que “las mujeres son las mejores administradoras”.  “Gran parte de nuestros logros se deben a que este programa está basado en el mercado de acuerdo a la demanda, así  se mejoró lo que ya tenían los productores”, finalizó Chamorro.

Alberto Guevara, titular del Ministerio de Hacienda, dijo que el gobierno del mandatario Daniel Ortega, está agradecido con la labor realizada por la CRM y con el gobierno de Estados Unidos. "El gobierno de Nicaragua ha considerado las bondades del esquema de la CRM y estamos satisfechos".

Guevara, destacó que el gobierno mediante los programas de ALBA-Solidaria "está terminando los programas que la CRM prometió y no terminó a raiz del conflicto generado tras las elecciones municipales".

La agencia estadounidense contaba invertir un total de 175 millones de dólares en Nicaragua en proyectos de infraestructura y regulación de títulos de propiedad de tierras. No obstante,la CRM decidió no invertir 62 millones de dólares que quedaban, y se limitó a terminar los proyectos iniciados.