•  |
  •  |

El secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana, SICA, Juan Daniel Alemán, consideró un gran avance los resultados del III Taller Regional sobre Protocolos y Gestión Migratoria, que permitirá a los países de la región mejorar la coordinación del trabajo regional en dicho tema.

“En el tema migratorio estamos haciendo esfuerzos para preparar una política migratoria a nivel regional. Este es un paso en la dirección correcta. Significa que los directores de Migración se están poniendo de acuerdo en lo mínimo para formar una plataforma para más adelante ir armonizando sus intereses”, dijo Alemán.

Recordó que el bloque de países Centroamérica 4, CA-4, dio otro paso en la misma dirección con respecto a la Unión Aduanera, pero también en la seguridad democrática y ciudadana, lo que considera importantísimo frente al combata contra el crimen organizado, el narcotráfico y la trata de personas.

Asimismo, el secretario general del SICA expresó que los países miembros tienen un diseño de sociedad establecido en el tratado marco de seguridad democrática, y se privilegia la armonía, la conciliación y el fortalecimiento del Estado de Derecho y del sistema democrático, que son parte de los cuatro puntos del sistema de integración que llevará a la región al desarrollo económico.

María del Carmen Novoa, Directora General de Migración y Extranjería de Nicaragua, comentó que todos los representantes de los países centroamericanos han expresado su voluntad por trabajar en función de nuestra población nacional y extranjera.

“Queremos ir mejorando nuestros servicios a nivel de Centroamérica. Se hizo un análisis de todas las legislaciones y hemos venido avanzando. Coincidimos en el respeto a los derechos humanos, en la necesidad de intercambio de información y en la voluntad para poder trabajar juntos”, dijo Novoa.

Rubén Alvarado, Presidente Protempore de la Comisión Centroamericana de Directores de Migración, OCAM, afirmó que los acuerdos serán llevados a sus respectivos países para ser estudiados antes de una posible aprobación.

Uno de estos aspectos muy importantes es el intercambio de información que permitirá a cada país observar el movimiento de la delincuencia para mantenerla en constante vigilancia, y que limite o controle al crimen organizado que se moviliza a nivel internacional.