•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

La Conferencia Episcopal de Nicaragua recordó esta mañana a todo el pueblo católico a vivir este 2011 como un “Año de oración por Nicaragua” y a participar de un ayuno nacional a realizarse el 1 de julio.

Mediante un comunicado, realizado en noviembre del año pasado y retomado esta mañana, los obispos manifestaron su firme convicción de que “cuando oramos no invocamos soluciones mágicas, ni lo hacemos para sentirnos libres de compromisos y responsabilidades, sino que lo hacemos sabiendo que orando permitimos misteriosamente que la fuerza del Señor Resucitado fecunde y cambie la historia”.

Asimismo, hicieron un llamado a participar de un ayuno nacional por Nicaragua el 1 de julio. “Hemos invitado recientemente a implorar la intercesión de la Virgen por la situación del país, comprometiéndonos a rezar el Santo Rosario personalmente, en las familias y en las comunidades”, cita el comunicado.