•  |
  •  |

Los concejales acusados por las altas autoridades de la Alcaldía de Managua, ya están moviendo sus fichas para defenderse de lo que han considerado un juicio político. La abogada del conservador Luciano García interpuso un recurso de apelación por la audiencia inicial, dos peticiones de revisión de las medidas cautelares  y un incidente de nulidad, pues asegura que la querella presentada por la parte acusadora no cumple con los requisitos establecidos por la ley.

El pasado 23 de mayo, el concejal García se presentó a los juzgados a comparecer ante el juez Tercero Local Penal de Audiencias a responder por los delitos de injurias y calumnias que interpuso en su contra el secretario general de la comuna, Fidel Moreno.

Aunque la abogada defensora de García, Helga Asher, adujo que la querella no cumplía con los requisitos, pues la representante de Moreno no incluyó en el documento el listado de pruebas, el juez Ernesto Rodríguez no vio ningún problema y dio por admitida la acusación, mandando al concejal a juicio oral y público, el cual se iba a realizar el próximo 17 de junio, pero ahora se reprogramó para el 22 de junio.

“Otra violación es que el juez puso medidas cautelares desproporcionadas en relación al delito imputado como lo fue la retención migratoria”, señala el escrito que introdujo la abogada el pasado lunes.

La defensa insiste en que en todo caso la sanción es una multa económica y no la retención que fue impuesta por oficio del juez, acción que es ilegal, pues si la parte acusadora no lo solicitó no se tenía por qué implementar.

Otra anomalía, según la abogada de García, es que el juez menciona que para el juicio serán llamados los testigos propuestos, “esto es ilegal, pues ni siquiera se mencionan en los escritos de intercambio de pruebas que se presentaron en la audiencia inicial, algo que es digno de impugnación y era causal de abandono, pero el juez está actuando de manera parcializada”.

Teller cuestiona poder de Moreno
Con cuatro juicios en su contra, el concejal liberal Leonel Teller ahora acusa a la alcaldesa de Managua, Daysi Torres, de haberle otorgado un poder especial a Fidel Moreno para tener poder de decisión. El concejal considera que lo actuado va en contra de lo estipulado en la Ley de Municipios (Ley 40).

“Todo lo actuado por Moreno es nulo e ilegal, ese poder que se le dio se hizo a espaldas del concejo municipal”, aseguró Teller.

Durante la sesión ordinaria realizada ayer, Teller llevó una carta para entregársela a la alcaldesa, en la que se expone que ella no puede cederle el poder y funciones a Moreno, pues es ilegal, según lo indica la ley. Desde un principio, Torres adujo que no iba aceptarle la carta al concejal, pues era irrespetuoso.

“Esas atribuciones siempre se les ha dado al secretario y no es desde esta administración, vaya a Registro Público Mercantil”, adujo Torres.

Rara presencia
El aspecto interesante de la sesión es que estuvieron presentes Arlen Ivette Prado Real y Neysi Ríos Cuadra, esposas de los exfuncionarios de la comuna que fueron sentenciados a nueve años de prisión por los delitos de peculado y falsificación de 31 cheques.

Por denunciar estas anomalías, los dos concejales fueron acusados y los ex funcionarios castigados con todo el peso de la ley. Al tratar de consultarles sobre la situación de sus esposos y de las duras acciones que tomaron las altas autoridades edilicias, con una sonrisa tenue, una con ojos medio llorosos de la otra, simplemente alegaron “no podemos hablar, no es el momento”.