•  |
  •  |

“Este tipo de hechos solo los vimos en tiempos de guerra”, dijeron pobladores Las Mesas, Ciudad Darío, departamento de Matagalpa, al manifestar el temor que sienten por la posible venganza que puedan ejecutar dos de cuatro delincuentes que lograron huir, luego de haber disparado a un camión cargado de personas, dejando un saldo de dos muertos y cuatro heridos.

Freddy Manuel Rodríguez Torres, de 33 años, propietario del camión Nissan, placas MT 14810, pretendía hacer el recorrido acostumbrado la mañana de este lunes, pero en el camino se encontró con una especie de emboscada.

Rodríguez relató que se dirigía a Ciudad Darío y trasladaba alrededor de 30 personas, a eso de las 5:30 de la madrugada, y tuvo que bajar la velocidad del vehículo, ya que el camino estaba bloqueado por tres grandes piedras.

“Vi a dos de ellos que andaban con capuchas, con pistolas y escopetas, y sin decir nada empezaron a disparar al camión y a la gente”, relató.     

Asesinatos y robo
Las balas impactaron a los pasajeros, alrededor de siete optaron por bajarse del automotor y tirarse al suelo para proteger sus vidas. Uno de ellos fue Jesús Vega Salmerón, líder de la comunidad y sobreviviente del hecho, quien cree que fueron cuatro los maleantes que perpetraron la acción.

Víctima de los disparos falleció Omar Vega Mendoza, de 31 años, al recibir un balazo en la zona del corazón y otro en el brazo derecho. Éste fue despojado de mil córdobas y de un teléfono celular. Carolina Torres fue impactada por una bala en la cadera. Arnulfo Mendoza Treminio fue afectado por un refilón en una de sus mejillas, pero está estable.

Pero Rodríguez aprovechó el momento en que a uno de los delincuentes aparentemente se le acabaron los tiros para seguir su ruta.

Desataron la ira de los habitantes
Socorro Treminio, coordinador de la Iglesia Católica de la comunidad, dijo que se trata de una banda armada que tiene como fin matar y llevarse lo que pueda sin importarle nada.
Dijo que los pobladores del lugar escucharon los disparos, por lo que de inmediato procedieron a dar persecución a los bandidos, matando a uno de ellos e hiriendo a otro, que resultó ser un adolescente de 15 años.   

El “chavalo” resultó con dos balazos en el cuerpo y se encuentra hospitalizado. Negó pertenecer a una banda de asaltantes, y dijo que el fallecido lo había invitado a “tirar” venados.