•  |
  •  |

Nuestro país todavía no está dominado y contaminado por los narcotraficantes y el crimen organizado, pero es un terreno fértil que puede ser aprovechado por estos hasta convertirlo en un ‘narcoestado’, mientras los criminales se han dado a la tarea de pagar con drogas a quienes los apoyan, aseguraron expertos en temas sobre seguridad ciudadana.

Las consideraciones de los expertos las dieron a raíz que el diario El País publicara una información en la que fiscales alertan que Guatemala está infestada de redes criminales locales e invadida por el Cártel “Los Zetas” de México. La señalan como el primer ‘narcoestado’ de América Latina, mientras la DEA indica que en Guatemala, Honduras y Panamá no funciona la justicia y que la droga parte desde Centroamérica.

David Silva, Director Ejecutivo del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de Nicaragua, Cescnic, consideró que en nuestro país los narcotraficantes no han penetrado las instituciones estatales, pero hay que poner especial atención a los casos en que funcionarios del Poder Judicial han otorgado la libertad a los ‘narcos’. Señaló que solo somos un país de tráfico de drogas, pero que enfrentamos un fenómeno muy peligroso.

Pago con droga
“El narcotráfico le está pagando con drogas a los nicaragüenses que los apoyan, porque ellos han querido asentarse, pero no han podido, porque hay una lucha dura, y esa droga se moviliza, producto de eso es el incremento del narcomenudeo que hemos visto en los barrios… nosotros tenemos conocimiento de que ha habido actividad seria en las costas de Masachapa y de Pochomil, donde ha habido intentos de reclutar a pescadores artesanales para abastecerse de gasolina, y les han estado pagando con drogas a esa gente”, aseveró Silva.

Leonel Úbeda, Presidente del Foro de Seguridad Ciudadana, afirmó que el crimen organizado aún no se ha infiltrado en las instituciones del Estado nicaragüense, que los funcionarios públicos representan un terreno fértil que podría ser absorbido por los criminales. “Lo que hay es un incremento del consumo de drogas, tal vez hay una complicidad de la Policía a pesar de que es una de las mejores policías de América Latina; hay algunos policías cómplices, porque con semejante seguridad que aquí existe no pasaría ni una mosca”, señaló Úbeda.

Silva cuestionó que las autoridades policiales han estado golpeando a los pequeños expendedores de drogas, pero no así a los grandes que, según él, de una u otra forma ya son conocidos, mientras Úbeda exhortó a que el Estado y la sociedad implementen políticas de emergencia en contra del narcotráfico para así evitar que se reproduzcan situaciones como las que ocurren en México y Guatemala.