•  |
  •  |

Autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, se encuentran alarmadas por la gran cantidad de tanques que se encuentran por debajo del peso promedio, pero es mayor la preocupación ante aquellos casos a los cuales, pudiéndoles abrir procesos administrativos, las empresas envasadoras recurren de amparo para evitar las multas del ente regulador.

A raíz de denuncias y de protestas de pobladores y de representantes del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, Indec, el INE procedió a realizar una inspección en cada uno de los 1,268 puestos de distribución que existen en la capital. Solo en los primeros dos que evaluaron se encontró un total de 11 cilindros por debajo del peso establecido.

Pero fue hasta ayer, en un puesto de distribución de Zeta Gas, ubicado frente a la cooperativa de transporte 2 de Agosto, cuando se detectó la mayor cantidad de tanques con menos producto: de un total de 48 que se revisaron, solo 10 estaban con el peso exacto, y uno ni siquiera lo tenía marcado.

Esta cifra --que implica un 78% de tanques bajos de peso-- alarmó a las autoridades del INE, que de inmediato procedieron a comunicar el hallazgo a los representantes de la envasadora.

David Orlando Lara, técnico de fiscalización del INE, aseguró que estas cifras solo se comparan con las encontradas en 2007 durante la primera supervisión hecha por el ente regulador.

Asimismo, el faltante excedió los 900 gramos de las otras distribuidoras; en esta a los cilindros le faltaban hasta 1,500 gramos de producto.

Las multas
Lara aseguró que el ente regulador no solo impone multas a las empresas envasadoras, sino a las distribuidoras. Todo depende del estado de los sellos termoencogibles, es decir, si los técnicos del INE detectan que fue manipulado se le carga al puesto, pero si determinan que están en buenas condiciones, la responsabilidad de inmediato pasa a la empresa.

“Las multas no solo a las envasadoras sino a las distribuidoras suman alrededor del millón de córdobas, y eso porque la regulación ha hecho que bajen las anomalías”, aseguró Lara.

En el caso de Zeta Gas, aseguró que en ocasiones anteriores ya se le había abierto un proceso administrativo, y recurrió de amparo, tal como lo hizo Tropigás antes que fuera intervenida en septiembre de 2008, por tener descalibradas las válvulas.

Lara recordó la normativa de que si en la revisión se encuentran más del 10% de los tanques bajos de peso, hay méritos para que se les abra un proceso administrativo.

Empresas se salen con la suya
“Hay dos procesos, uno administrativo que le sigue INE y resuelve a través del director general de Hidrocarburos. El sancionado puede recurrir de revisión ante el mismo director general, y el director ratifica la resolución”, agregó Lara.

Asimismo, añadió que posterior a eso el sancionado puede recurrir de apelación ante el Consejo de Dirección, que si ratifica la resolución del director de hidrocarburos, se da por terminado el proceso administrativo.

“En el caso, el INE siempre ha ratificado cuando hay una multa, pero los sancionados después se van al Tribunal de Apelaciones, donde interponen un amparo, y en algunos casos los han amparado”, agregó Lara.

Mencionó el caso específico de Tropigás, que recurrió al Tribunal de Apelaciones que no aceptó el recurso, pero estos, para no perder el caso, se fueron a la Corte Suprema de Justicia, que falló a su favor. “Ellos, incluso, ya habían entregado el dinero al ente regulador, pero luego de la resolución se tuvo que resarcir eso”, aseguró Lara.

Es decir, que el ente regulador tuvo que regresarle a Tropigás un millón 411 mil córdobas que había pagado en concepto de multa por haber tenido descalibradas las válvulas.

Zeta Gas, en este caso, ha subido su porcentaje de tanques bajos de peso, aseguró, mientras que Ángela Hernández, asistente de gerencia de la empresa, pidió disculpas, pues aseguró que no es política de la empresa vender tanques bajos de peso.

Agregó que “se va a hacer una revisión de las básculas, se trabaja un sistema manual de calibración, vamos a ver qué está pasando con la tapa de los cilindros”, expresó.