•   Corresponsal END / San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

No todo está perdido en el proceso judicial que se ventila en Costa Rica por la muerte del nicaragüense Natividad Canda, dado que ocho de los 10 absueltos en 2008 por este trágico incidente, volverán a ser acusados, según disposiciones de la Sala Tercera de la Corte.

Esta Sala confirmó la absolutoria de Luis Guillermo Hernández, vigilante de la propiedad donde Natividad fue atacado hasta morir por los perros, y de Fernando Zúñiga, dueño del lugar donde el nicaragüense acostumbraba extraer chatarra para venderla.

Los ocho que serán enjuiciados nuevamente son los policías, que según los abogados de Juana Francisca Mairena, mamá del nicaragüense, omitieron ayudarlo durante el ataque; pero la fecha de este nuevo proceso debe ser fijada.

El abogado de la madre de Canda, Luis Fernando Sáenz, mantuvo ayer apagado su teléfono celular.

En 2009, las partes presentaron recursos de casación que hasta esta semana fueron resueltos con la orden del nuevo juicio.

Canda se disponía a sustraer chatarra del taller en la Lima de Cartago, la noche del 5 de noviembre de 2005, pero los perros rottweiler Oso y Hunter lo atacaron.  El nica murió desangrado en el Hospital “Max Peralta”, de esa misma ciudad, la madrugada del día siguiente, debido a que el ataque duró más de una hora.

Errores de procedimiento
El licenciado Kenneth Arce, defensor de los policías, recordó que en la sentencia absolutoria de 2008, el Tribunal acogió sus planteamientos porque la parte querellante presentó errores de procedimiento en el juicio.

“En este momento no nos ha notificado (la Sala Tercera)”, dijo Arce.

“Es sorpresivo, porque un Tribunal declara (en 2008) con lugar todas las acciones procesales defectuosas, acogió mi tesis en juicio, y ahora vienen los magistrados a decir: ‘no llevan razón ni ustedes ni los jueces’”, añadió.

“Vamos a ir a un nuevo juicio para acreditar que sí soy el que tiene la razón, defectos que yo como profesional, para mi criterio, se mantienen y se sostienen, porque efectivamente la pieza de la acusación privada no cambia”, aseguró.

Según Arce, los defectos de procedimiento de los demandantes, como por ejemplo no individualizar el delito a cada uno de sus clientes, es una etapa “preconcluida” que ya no podrá corregirse en el nuevo proceso.

“No la corrigieron, nadie la puede corregir, eso sí es contundente, no puede corregir la pieza de la querella. Vamos a volver a un juicio a demostrar lo mismo.

A darle vuelta a lo mismo y a someter las pruebas a las partes a lo mismo, porque los defectos son absolutos”, sentenció.

De prosperar la demanda de Sáenz, la familia de Natividad podría recibir una jugosa indemnización económica que supera los 200 mil dólares, pero eso se definirá en el juicio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus