•  |
  •  |

Afectar los paisajes, la infraestructura y los colores históricos de algunos sitios y objetos públicos que están en las carreteras del país no son delitos electorales, afirmó el fiscal electoral del Ministerio Público, Armando Juárez, mientras la Policía Nacional no supo responder si existe o no una violación por parte del Frente Sandinista a las normas de tránsito, al haber enviado a pintar de rojo y negro mojones que establecen el kilometraje en las carreteras del país.

Pobladores y conductores que circulan en la carretera central que va desde el municipio de Darío hasta Matagalpa, se quejaron porque el partido de gobierno y las alcaldías orteguistas se han dado a la tarea de pintar todos los mojones ubicados en el sector, abusando de los recursos y de la campaña electoral.

El fiscal electoral dijo que “veo que todo se está viendo como delito electoral, y esto no lo es, dentro de las conductas que establece el artículo 173; en el 99, que es la parte vinculada a la propaganda y al financiamiento, ninguna de las conductas se refieren a algún hecho que tenga que ver con la pinta de un mojón, en todo caso se tendría que ver si la municipalidad se muestra ofendida o susceptible de determinar quién pintó el mojón, pues”.

Ley lo prohíbe
Sin embargo, las autoridades edilicias de estos lugares no se mostraron ofendidas por el cambio de color que afecta a sus ciudadanos y conductores que pasan por esta carretera, pero la Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito, Ley 431, es clara al señalar en su artículo 42, relacionado con la “Autorización de cambios de señalización en la vía”, que “La Especialidad de Seguridad de Tránsito, es la única Autoridad competente para aprobar cambios en la señalización de las vías.

Seguidamente, en el artículo 43, sobre la “Prohibición de establecimiento de marcas o señales”, “…El infractor de esta disposición queda obligado restaurar la señal en la vía a su estado original, so pena de responsabilidad penal por daños a la propiedad pública. Por otro lado, el artículo 44, relacionado con la “Responsabilidad de señalización”, dice que

“Corresponde al Ministerio de Transporte e Infraestructura, a los gobiernos locales y a las empresas encargadas de la señalización, previa autorización de la Especialidad de Seguridad de Tránsito, la responsabilidad de la señalización de las obras que se realicen en la vía pública.

Pero el titular del MTI, Pablo Martínez, prefirió guardar silencio sobre el tema, mientras el jefe de la Policía de Tránsito Nacional, comisionado mayor Roberto González, ayer se excusó de responder, diciendo que se encontraba en una reunión. Solo el capitán Marlon Mendoza, segundo jefe de la Dirección de Tránsito de la Policía de Ciudad Darío, indicó que no han recibido ninguna queja por parte de los pobladores, y que este es un tema que podrían abordar con la Alcaldía de ese lugar.