•  |
  •  |

Finalmente se conoció que el gobierno orientó a las autoridades correspondientes, atender la grave situación derivada del desperfecto de las tres estaciones de rebombeo de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAS, producto del aumento del nivel del lago Xolotlán el año pasado, que llegó a 42.76 metros sobre el nivel del mar (msnm), y actualmente está en 40.70 metros.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, aseguró que en los próximos días el propio presidente Daniel Ortega anunciará una solución a esta situación, sobre todo porque reconoce el alto riesgo que corre en este invierno la planta de tratamiento, tomando en cuenta que está en una costa “que podría verse eventualmente inundada”.

Según pronósticos del Ineter, con solo que la estación lluviosa de este año sea moderada, puede sobrepasar el nivel del año pasado.

Detalló que tanto Ortega como la primera dama Rosario Murillo ordenaron que se instalara una comisión que evalúe y determine la salida más idónea para evitar que la millonaria inversión sea afectada.

Dijo que en dicha comisión están trabajando Ineter, Defensa Civil, Sinapred, Marena y ALMA, entre otras instancias gubernamentales.   

Lo que buscan, según él, son “soluciones de control” de las cuales prefirió no dar adelantos, pues será el Presidente quien lo haga y pronto.

Respecto a la atención del daño de las tres estaciones de rebombeo, con lo cual se está permitiendo que el 40% de las aguas residuales de la capital caigan directamente al Xolotlán, Moreno dijo que “Enacal está haciendo un esfuerzo extraordinario por reactivar las estaciones afectadas por la inundación del lago”.

Durante toda la semana, EL NUEVO DIARIO trató de conocer de parte de la aguadora las medidas y los trabajos que, según él, están realizando en las estaciones dañadas, pero la respuesta fue nula.

¿Falló diseño?
Moreno reconoció que no se esperó que el lago alcanzara los niveles que presentó en 2010 (42.76 msnm), tomando en cuenta que desde 1933 no se presentaba un escenario de esa magnitud, sin embargo, no se atrevió a opinar si quienes estuvieron al frente del proyecto no tomaron en cuenta el comportamiento histórico del Xolotlán.

“Son situaciones extraordinarias que deben ser evaluadas y revisadas, sin embargo, se están estudiando alternativas y se van a presentar en los próximos días”, justificó.

Limpieza de cauces no funcionó
Moreno admitió que las medidas de limpieza de cauces previo al invierno no dieron el resultado esperado, pues a través de los cauces se sigue arrastrando enormes cantidades de basura hasta el Lago de Managua.

Aunque reconoció el nivel de responsabilidad de la comuna, señaló el eterno mal de los managuas en cuanto al manejo de sus desechos, lo que atenta contra las iniciativas orientadas a atacar la problemática el problema.

Aunque ya se habían limpiado los principales cauces de la ciudad, la mayoría de estos nuevamente están atestados de basura. Ayer varias cuadrillas de la comuna sacaban una gran cantidad de sedimentos del cauce El Dorado, que recibe aguas de otros tres caudales.
En la capital existen 17 cauces revestidos, de donde en la limpieza previa a la temporada lluviosa se habían extraído en promedio 3,800 toneladas de sedimentos y de basura.

“La atención del Lago de Managua (Xolotlán) es un tema de preocupación permanente en las autoridades municipales, es una situación compleja”, dijo Moreno, señalando como uno de los principales problemas la red de cauces que desembocan en el lago, que arrastran lodo y basura hasta el cuerpo de agua, que ahora, a través del río Tipitapa, está vertiendo sus contaminadas aguas hacía el Cocibolca.

En días anteriores, Moreno había señalado que oto de los grandes problemas que enfrentaba la capital es el crecimiento poblacional desproporcionado de la zona sur, área que los ambientalistas han declarado que se ha visto seriamente dañada por la deforestación.

ALMA, sin capacidad para brindar servicios
El crecimiento urbanístico impermeabiliza los suelos y las escorrentías superficiales crecen provocando las inundaciones. La ciudad crece más rápidamente que la capacidad que tenemos de desarrollar un sistema de drenaje pluvial acorde.

Según el funcionario, no es la municipalidad la única responsable de los problemas: la ciudad crece, exige servicios que ALMA no tiene capacidad de garantizar.

Asimismo, señaló que hace falta mejorar el sistema de recolección de basura, la promoción educativa y la sensibilización a través de campañas de limpieza, rubro que este año cuenta con una partida de 850 mil córdobas.

En la capital se encuentran identificados 157 punto críticos, y con base en eso están proyectados los planes de atención y de mitigación, no de obras definitivas, porque no hay recursos para su ejecución.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus