•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés Castillo, continuó una silenciosa pero profunda transformación de las estructuras del cuerpo castrense, al ordenar el traspaso de mando de la Fuerza Aérea del General de Brigada Alberto Miranda Jaime.

De acuerdo a una nota de prensa enviada por la Dirección de Relaciones Públicas y Exteriores del Ejército de Nicaragua, el viernes 3 de junio el general de Ejército Avilés Castillo ordenó la transferencia del mando del jefe de la aviación militar al general de Brigada Spiro José Bassi Aguilar.

Según la nota de prensa, el cambio es parte del proceso ordinario de rotación en las distintas unidades militares del Ejército, en base a la Ley 181 del Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar, que confiere al comandante en jefe del cuerpo castrense la autoridad para rotar los mandos en la institución.

Miranda Jaime, quien asumió la unidad militar el 29 de octubre del año 2002, agradeció la misión y dijo que desde su responsabilidad “pusimos todo nuestro empeño en cumplir las tareas y misiones planteadas por el Alto Mando, a la par de todos los hombres y mujeres que conforman esta unidad militar. Con mucho orgullo y satisfacción puedo decirle Comandante en Jefe he cumplido, siempre tuve presente sus palabras, de no poner nada por encima de los intereses de la Patria, de la Nación”.

Bassi Aguilar fungió como jefe del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Nicaragua (CIEN) hasta el 16 de mayo pasado, cuando estuvo a cargo de las operaciones del Frente de Operaciones de Desminado, que dentro del Plan Nacional de Desminado Humanitario, limpiaron de artefactos explosivos desde 1992 los antiguos escenarios de guerra del norte, centro y occidente del país.

“Es para mí un honor, haber sido designado por el Comandante en Jefe para comandar esta gloriosa Unidad Militar, estoy claro que esta nueva tarea significa nuevos retos y más responsabilidades. Agradezco al Comandante en Jefe por la confianza depositada en mí, la cual trataré por todos los medios de hacer honor”, dijo Bassi al asumir el control de la Fuerza Aérea.

Durante la ceremonia de traspaso el general Avilés Castillo destacó la trayectoria de Miranda Jaime al frente de la misión: “El general Miranda durante sus 18 años en la Fuerza Aérea, contribuyó al desarrollo de este componente importante para el Ejército de Nicaragua. La Comandancia General y en lo personal, como Comandante en Jefe, quiero reconocer el trabajo y los logros por el General Miranda en todos estos años que estuvo al frente de la Fuerza Aérea, resultados que fueron posibles por su dedicación y voluntad de servir a la Patria y a la  institución; e indudablemente en todos sus logros estuvo la voluntad y tenacidad de todos los integrantes de esta Unidad Militar”.

Miranda Jaime fue condecorado con la Medalla “Honor al  Mérito del Servicio Cumplido” en primera clase y se le impuso la “Orden Ejército de Nicaragua”, la máxima distinción que otorga el Ejército de Nicaragua a sus miembros destacados.

El futuro del general Miranda Jaime dentro del Ejército, según la oficina de prensa del Ejército, quedará a disponibilidad del general Avilés.