•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fuerza Naval retuvo temporalmente a seis tripulantes de una embarcación de Costa Rica "por violentar aguas nicaragüenses", dijo una fuente oficial.

El portavoz del Ejército de Nicaragua, coronel Juan Ramón Avilés, informó vía telefónica que retuvieron este viernes por algunas horas a los tripulantes del "Andrea V", una panga (pequeña embarcación) de fibra de vidrio con un motor de 40 caballos de fuerza y bandera de Costa Rica.

La retención de la embarcación, precisó el portavoz militar, se dio a cinco millas náuticas al sureste de El Ostional, en el departamento de Rivas, fronterizo con Costa Rica.

"Estaban en aguas nicaragüenses. Cuando vos violentás las aguas jurisdiccionales, te retienen porque estás sin autorización y es un ingreso ilegal", dijo Morales.

Morales explicó que la Fuerza Naval entregó a los tripulantes del "Andrea V" al departamento de Migración y Extranjería que Nicaragua tiene en San Juan del Sur, Rivas, 140 kilómetros al sur de Managua, para su debido retorno a Costa Rica.

Mientras, la panga quedó bajo el resguardo de la Fuerza Naval de Nicaragua, agregó Morales.

La fuente militar precisó que el propietario de la embarcación es el costarricense Jason Navarro.

También detalló que de los 6 tripulantes retenidos temporalmente, 5 son originarios de Costa Rica y responden a los nombres de José Luis Coronado Jiménez (28 años), Álvaro Navarro (29), Simplicio Coronado (50), Jason Pérez Pérez (9) y Jefferson Coronado (7).

El sexto tripulante, Francisco Lara (18), es originario de Rivas, Nicaragua, aunque vive en Costa Rica desde hace tres años, explicó Morales.

Nicaragua y Costa Rica mantienen tensas relaciones a raíz de una disputa fronteriza que llegó hasta la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Costa Rica designó esta semana a Adriana Prado como su nueva embajadora en Nicaragua. El puesto estuvo vacante durante un año.