•  |
  •  |

La Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM,  a lo interno cada vez se vuelve más caótica. Varios miembros de dicha agrupación denunciaron que han sido engañados por su dirigente Porfirio García, quien no les ha entregado el paquete solidario correspondiente al mes de mayo, dejó perder 250 quintales de yuca y les ha impuesto “la ley del bozal”.

Desde hace algunas semanas, EL NUEVO DIARIO ha estado recibiendo estas quejas vía telefónica, sin embargo, ayer visitó las oficinas centrales de la UNAM y constató la desorganización que los agremiados venían denunciando.

Gran parte de los viejitos tienen en común un mismo problema: “Llevo seis meses de estar afiliado, tengo más de 250 cotizaciones, y no recibo el bono ni el paquete”.

Uno de los afectados consultado expresó que el señor Porfirio “nos da maltrato, nos amenaza con echarnos la Policía, con quitarnos el bono de un mil córdobas o el paquete de comida si se da cuenta que alguien anda hablando de él. No permite señalamientos, críticas, asesoramiento, mucho menos que le hagan algún tipo de pregunta”.

Asimismo, señaló que en las bodegas de la asociación se encuentra empacada la comida correspondiente al mes de mayo, pero a ellos se les entregará como el paquete de junio. También, ahí hay 250 sacos de yuca que se acaban de perder. Cada bulto de yuca está valorado en entre 10 y 11 dólares.

“Si hacen números estamos hablando de una pérdida de casi tres mil dólares. ¿Cómo es posible que suceda eso en este país que hay hambre?”, cuestionaron.

El grupo de ancianitos denunciantes se han dado a la tarea de investigar con los funcionarios estatales encargados de entregar el paquete alimentario, quienes les confirmaron que el gobierno manda mensualmente cuatro mil 581 paquetes de comida para igual número de afiliados de la UNAM.

Hasta la fecha, según los quejos, el gobierno ya envió el paquete de mayo y están pendiente con el de junio, sin embargo, el señor Porfirio García aseguró que él recibe sólo tres mil 368 paquetes.

“Este señor nos trata de muertos de hambre y todo aquel adulto mayor que agarre bono que llame a EL NUEVO DIARIO y diga que si yo estoy mintiendo”, añadió uno de los denunciantes.

Roberto Zepeda, quien se identificó como un “simple afiliado más de la UNAM”, confirmó que en dicha asociación, “como toda incipiente hay sus problemas de organización”, reconoció. También confirmó que la yuca se descompuso y no la repartieron por “problemas de organización”.

Habla Porfirio
Porfirio García, Presidente de la UNAM, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, respecto de los señalamientos que hacen en su contra, respondió tranquilamente que “todo lo que hace esta asociación es voluntario, es decir, que la persona que se afilia hace lo que mejor le parezca, no hay ningún problema, no hay ninguna imposición. Somos una asociación con un alto concepto de responsabilidad, si no fuera con transparencia esta asociación ya no existiría. Esa es una demostración de que las cosas las estamos haciendo bien”. Sin embargo, no supo responder cuánto dinero recaudan “voluntariamente”.

En cuanto a los paquetes de comida, sostuvo que a los ancianos se les entregó en tiempo y forma el de mayo; y que la yuca la repartieron “hace dos o tres días, no te podría precisar el día, pero fue hace tres días”. No obstante, consultamos a varios ancianitos que estaban ayer en la sede central y negaron la versión de su líder.

Varios miembros denuncian engaños de su dirigente Porfirio García