•  |
  •  |

El juez tercero Local Penal de la capital, Ernesto Rodríguez, rechazó resarcir la medida cautelar de retención migratoria y el incidente de nulidad de la querella, ambas presentadas por la abogada Helga Asher, representante del concejal conservador Luciano García.

Durante la audiencia preliminar efectuada el pasado 23 de mayo, el juez Rodríguez aceptó una de las medidas cautelares que pidió Ligia Velásquez, abogada de Fidel Moreno, que  fue la presentación periódica a la oficina de control del acusado, pero el judicial --sin que ninguna de las partes lo solicitara-- sumó a esas agravantes la retención migratoria para el concejal.
A raíz de eso, Asher solicitó al juez una audiencia especial para revisar las medidas cautelares y el incidente de nulidad.

La abogada de García señaló que este se ha presentado a firmar en tiempo y forma, y no había razón para que de manera gravosa se le hubiese impuesto la medida de retención migratoria, más si la parte acusadora no la solicitó.

“Es improcedente la solicitud de la defensa técnica, pues no ha pasado el tiempo que establece la ley”, aseguró el judicial.

En cuanto al recurso de incidencia de nulidad, Asher nuevamente se remontó en que la querella por injurias y calumnias no cumplía con los requisitos, pues la abogada de Moreno no incluyó la lista de testigos o documento de intercambio de pruebas, y que no era posible que llamase al juicio a personas que nunca fueron ofrecidas.

Para esta solicitud, el juez fue más radical, y luego de pedir un receso para evaluar el caso, al dar la resolución se basó en el artículo 280 del Código Procesal Penal, que establece que “recibidos los informes, la secretaría del tribunal, citará a los testigos y peritos admitidos, solicitará los objetos y documentos requeridos por las partes, y dispondrá de las medidas necesarias para organizar y desarrollar el juicio público”.

Tanto el concejal como su abogada defensora acusaron al judicial de estar parcializado y de estar haciendo todo lo posible por dañarlo. García se declaró un preso político.