•  |
  •  |

Las voces “más duras” del sindicalismo pro-gobierno dijeron ayer que se oponen radicalmente  a la propuesta oficial para reformar la Ley del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS. “Es inaceptable”, dijo el dirigente del Frente Nacional de los Trabajadores, FNT y también diputado oficialista, Gustavo Porras.

Minutos antes, Luis Barbosa, Presidente de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar”, dice que las federaciones sindicales afiliadas a esa central trabajan su propia propuesta. “El no es rotundo a cualquier medida que afecta a los trabajadores”, afirma Barbosa.

“Yo se lo he dicho a los afiliados nuestros: no admitimos reformas paramétricas, nos oponemos firmemente a  esa imposición que sabemos viene del Fondo Monetario Internacional”, señaló Porras ayer a este rotativo.

Las reformas paramétricas a las que se refiere Porras es a la propuesta que el INSS ha colgado en su sitio electrónico oficial, y que establece el aumento de años para alcanzar un retiro, más el aumento de cotizaciones de hasta mil 500 como mínimo para aplicar a una jubilación, que sería el doble de lo que señala la ley actual. “Vamos a luchar contra eso”, dijo Porras. “Nadie debe ponerlo en duda”, agrega.

“Abrir consulta a todo mundo”   
Ayer, el asesor el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce, le restó méritos al documento del INSS. Señaló durante una comparecencia en Canal 14 de televisión, que, a la fecha, el gobierno no cuenta con un plan definitivo que salve al sistema de seguridad social nicaragüense. Dijo que el documento es un proyecto de un equipo técnico de la institución rectora de la seguridad social, pero “no es una propuesta oficial”.

Al respecto, Barbosa dijo que propuesta o no lo que ha hecho público el INSS, ellos han iniciado un proceso de consulta con todas las federaciones afiliadas a la organización, que aglutinan, según sus cálculos, unos 50 mil trabajadores.

“Debemos consultar aquí a todo mundo. Vamos a hablar con los especialistas también, con el gobierno, con las empresas, todos vamos a ser oídos y a hablar”, adelantó.

“Habrá contrapropuesta”, dicen
Según Barbosa, han venido discutiendo salidas alternas, y creen que en unos meses tendrán lista una contrapropuesta. “Debe ser una propuesta integral, es un hecho, y nada de cargarle a los trabajadores un sistema injusto”, comenta.

Adelantó, por ejemplo, que en la central son del criterio, que si se van a extender los años de trabajo, entonces debe existir una especie de tabla laboral. “Es que no puede ser que un obrero de la construcción trabaje 65 años, si sabemos que es una labor pesada y desgastante. No es el mismo ambiente de un oficinista.

Hay sectores donde la expectativa de vida es menor, ahí puede haber consideraciones”, amplía.

Para reforzar su planteamiento, el sindicalista menciona lo que pasa con los maestros. “Ahí tenés ese ejemplo, un maestro se retira a los 55 años, porque sabemos lo difícil de su trabajo. En el campo no puede haber la misma edad de retiro que en la ciudad, son condiciones que debemos discutir”, señala Barbosa.

El diputado Porras recomienda esperar. “Este año no habrá nada que discutir sobre el tema”, insiste. No descarta que del FNT surja también una propuesta.

“Por ahora, lo más importante es dejar claro que ningún cambio como los que se han venido hablando progresará”, dijo.