•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) emitieron una serie de medidas y recomendaciones ante el brote epidémico provocado por una extraña y desconocida mutación de la bacteria Escherichia Coli (E. Coli), causante de una grave infección y muertes en países como Alemania, en el continente Europeo, publicó el oficialista 19 Digital.

“En el caso de Nicaragua debemos de reforzar el control sanitario internacional de las personas que vienen de los países afectados y recomendarles que cualquier sintomatología se presenten al Ministerio de Salud”, señaló el doctor Carlos Sáenz, director de prevención de enfermedades del MINSA.

Mientras tanto, en los hospitales del país, sobre todo los infantiles, están haciendo una vigilancia rigurosa en todos los casos diarreicos que se presentan, según Gerardo Mejía, director del Hospital La Mascota.

Asimismo, Sáenz informó que además se debe llevar un control minucioso de los productos que se importan a otros países principalmente la lechuga, el repollo y el pepino y tomar todas las medidas higiénico-sanitarias como lavarse constantemente las manos y lavar las verduras preferentemente con cloro o yodo. “Estos productos cuando no se los lava adecuadamente la bacteria que está en el producto al ser manipulada puede contaminar a las personas que ingieren estos alimentos”, indicó.

Las autoridades alemanas continúan tratando de encontrar la forma en que la mutación de la bacteria E.coli infectó a miles de personas y dejó 22 muertos en Europa. Los cultivos en laboratorio en todos los retoños de hortalizas y vegetales examinados, incluídos los de semillas germinadas o soya, han resultado negativos por lo que el origen del brote aún continúa siendo un misterio.

Sáenz aclaró que la E.coli que se ha presentado en Europa ha tenido algún tipo de mutación genética por eso se ha vuelto más agresiva para el organismo humano.

“En países como Nicaragua y otros países en desarrollo normalmente estamos en contacto con la E.coli pero en ese caso se ha presentado con una mutación que es lo que está provocando las muertes a un sinnúmero de personas”, dijo.

Explicó que el E.coli es una enfermedad gastrointestinal que produce diarrea, fiebre, cólicos abdominales, náuseas y vómitos. “Esta enfermedad se transmite ano-mano-boca cuando después de hacer las necesidades básicas la persona no se lava bien las manos o cuando se manipula alimentos contaminados”, expuso.