•  |
  •  |

“Tenemos las condiciones que se requieren, y, por otro lado, estas celdas son preventivas”, ripostó la comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, al referirse a la denuncia que hizo Jairo Alberto Portillo, de 59 años, en cuanto a que en ese lugar los detenidos se enfrentan a condiciones inhumanas.

Portillo, quien enfrenta cargos por proxenetismo, aseguró que en las celdas de la DAJ, ubicada en la Loma de Tiscapa, los reos son obligados a permanecer desnudos, deben enfrentar una nube de zancudos, no cuentan con sanitarios, y deben comer cerca de donde realizan sus necesidades fisiológicas.

“Digo esto porque no solo está en peligro la salud de quienes estamos presos, sino también de los policías”, subrayó el quejoso.

Zavala recordó que el paso de los reos por la DAJ es temporal, y que luego son trasladados a los sistemas penitenciarios.

Detalló que para su misma seguridad, los presos son mantenidos en short y camisa desmangada, pero no desnudos.

“Es para una mayor seguridad en las celdas, porque a veces ha habido presos que se han querido suicidar. En las celdas no tienen absolutamente nada, solo sus objetos personales; pasta para dientes y cepillo. Incluso el medicamento no se mantienen allí; se les pasa”, aseveró.

Zancudos por todos lados
Sobre la nube de zancudos que atacan a los detenidos, la jefa policial dijo que “zancudos hay en todos lados, en mi casa hay y me pican también. En la DAJ tienen sus servicios higiénicos, y los reos igual ‘agarran pulso’ como en los distritos; las mujeres es que tienen su servicio de taza, pero es por medidas de seguridad, porque si les ponés uno, ellos mismos los quiebran, les dañan los accesorios, y se pueden fregar ellos mismos”. Confirmó que los reos comen cerca del hueco que funciona como servicio higiénico, pero señaló que así son las condiciones carcelarias del país, donde la persona debe acomodarse a hacer de todo en un pequeño espacio.

CPDH: Peligra la vida
Marcos Carmona, Director Ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, aseguró que han realizado recomendaciones a los diferentes puntos de cárceles del país para que mejoren las condiciones en que se encuentran los reos, pero que en muchos de estos no cumplen con las mismas por falta de recursos económicos, y, en otros, por falta de voluntad.