•  |
  •  |

Mientras se diagnosticó un nuevo caso por la E.coli O104, en Canadá, los científicos alemanes ya encontraron indicios que explican la gravedad que produce a los pacientes la nueva mutación de la bacteria. Esta, al parecer, provoca en el cuerpo la generación de anticuerpos, que actúan destructivamente contra el propio organismo.  

Con este nuevo hallazgo, los especialistas se explican por qué los pacientes, una vez superado el síndrome diarreico, presentan graves síntomas neurológicos.

El experto en transfusiones de la Universidad de Greifswald, Andreas Greinacher, aseguró que todo parece indicar que los pacientes afectados por el Síndrome Urémico Hemolítico (HUS), además de segregar el veneno “shigatoxina”, forman unos agresivos autoanticuerpos, que permiten un aumento de coagulación, y, por ende, se limita el suministro sanguíneo a importantes regiones cerebrales y renales.

También señalaron que los autoanticuerpos son generados solo por algunos pacientes afectados por la E.coli que sufren, en los casos de mayor gravedad, alteraciones de conciencia y epilepsia. Los expertos aún desconocen las causas de que los pacientes vean afectado de esa manera su sistema inmunológico.

El efecto en la proteína

Sin embargo, han comprobado el funcionamiento alterado del factor de la proteína, denominado “Factor Von Willebrand”, en los vasos sanguíneos cerebrales y renales de esos pacientes. En vez de descomponerse en pequeños fragmentos como sería lo normal, esa proteína acaba acumulándose y bloqueando los vasos capilares, lo que conduce a los cuadros clínicos de mayor gravedad.

Además, conocen que el autoanticuerpo se desarrolla una vez que la persona contrae la enfermedad, después de cinco días de la infección, como mínimo.  

Un nuevo caso en Canadá
Las autoridades sanitarias canadienses confirmaron ayer, mediante pruebas de laboratorio, la existencia de un nuevo paciente con E.coli, bacteria que ha causado la muerte de al menos 25 personas en Alemania. “El laboratorio confirmó hoy que se trata de la bacteria 0104:H4”, declaró Andrew Morrison, portavoz del Ministerio de Sanidad de la provincia de Ontario.

Morrison también señaló que el paciente, cuya identidad no ha sido revelada, fue dado de alta hace varios días, que está siendo controlado, y que su evolución ha sido en todo momento satisfactoria.

Las autoridades canadienses también confirmaron que el paciente antes de presentar síntomas de diarrea, había viajado a Alemania, donde consumió verduras.  

Nicaragua en vigilancia permanente

El doctor Alcides González, Director del Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia, del Ministerio de Salud, Minsa, aseguró que nuestro país permanece en una vigilancia constante, no solo por la posible llegada de la E.coli O104, sino también por otras enfermedades endémicas.

“Inmediatamente, si hay un caso sospechoso (de E.coli), nosotros tendríamos la capacidad de poderla identificar. Lo más importante de esto es insistir en los hábitos de higiene, es decir, nosotros no podemos descuidar la higiene, exista o no una epidemia. El aseo es lo más importante para poder evitar cualquier transmisión de enfermedades de este tipo”, recordó González.