•   Bluefields y Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Centenares de costeños de diversos estratos sociales se autoconvocaron y marcharon por las calles de Bluefields, en demanda de seguridad ciudadana y de la restitución del comisionado mayor Manuel Zambrana Bermúdez, jefe policial del Caribe Sur, quien fue removido de esta delegación en momentos en que la comunidad reconoce una batalla frontal contra la delincuencia y el narcotráfico.

El delegado del Ministerio de Educación, Óscar Aburto, dijo que el sector educativo se encontraba en la marcha porque varios centros han sido afectados.

“El año pasado falleció uno de nuestros estudiantes que se vio afectado por las drogas, hoy le decimos a la jefatura policial que debe seguir con la línea más fuerte para quebrar este flagelo que destroza nuestras familias”, dijo.

Socorro Silva, de la Red de Mujeres Contra la Violencia, dijo que ya era hora de que la sociedad se manifieste por sus medios en contra de la violencia.

“El comisionado (Zambrana) estaba haciendo su trabajo de forma fructífera y ahora de un plumazo desaparece”, indicó Silva.

William Brown señaló que en los últimos 20 años los jefes policiales se han codeado con sujetos señalados como promotores de acciones oscuras, y “ahora que este (Zambrana) los pone en su lugar, nos salen con el cuento de que es una remoción normal, que no compartimos”.

Los otros cambios
La jefatura Policial no varió en su decisión de remover al comisionado mayor Zambrana, quien fue enviado al Distrito Seis de Managua a reponer al comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos. Este fue promocionado como segundo jefe de la Policía de Managua.

El comisionado mayor Julio Rugama, que estaba como jefe de la Policía de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, fue enviado al Distrito Dos en la capital, delegación que estaba al mando del comisionado mayor William Dávila, quien ahora pasó a ocupar el recién creado Distrito Uno, que estaba siendo dirigido por el comisionado mayor Yuri Valle.

Llama la atención que Dávila apenas tenía ocho meses de haber ocupado ese puesto y ya está siendo cambiado, mientras Valle en poco tiempo ha andado dirigiendo los distritos Tres y Uno, y hasta estuvo como segundo jefe de la Policía de Managua. Este último ahora ocupara la jefatura de la RAAN.

“Rotaciones normales”
“Van a haber otras rotaciones, pero aquí no hay retiros y los cambios no son motivados por quejas de la población, todos han hecho un buen trabajo. Los jefes policiales pueden pasar como máximo dos años en sus puestos, pero la jefatura, en dependencia de los intereses policiales y bajo criterios estrictamente institucionales, hace los cambios que considera necesarios”, explicó el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía.

En otros cambios, el comisionado mayor Guillermo Saballos, quien fungía como jefe del Laboratorio de Criminalística, pasa a ocupar la jefatura de la RAAS, mientras su posición anterior fue asumida por la comisionada mayor Antonia Palacios, otrora segunda jefa del Laboratorio.