•  |
  •  |

La Dirección de Auxilio Judicial decomisó todos los vehículos del Autolote Diriangén, cuyos dueños denunciaron que las autoridades policiales no les mostraron ninguna orden judicial, ni les explicaron el porqué de su acción.

En el lugar había un total de 31 vehículos, 27 de ellos, autos, dos cuadriciclos y dos motocicletas. Uno de los carros, según la hija del propietario del autolote, María Urbina, pertenece a Róger Enoc Benavides González, yerno del presidente Daniel Ortega, y se trata de un  BMW placa 133909.

“Hago un llamado al Presidente de la República, porque además de causarnos daños a nosotros, también dañan a terceros, porque dos de esos vehículos son propiedad de su yerno, Róger Enoc Benavides González, quien los puso en nuestro poder para que se los vendiéramos y después nos pagaría una comisión”, dijo la joven Urbina.

“Todos los magistrados de la Corte Suprema de Justicia saben que mi hermano trabaja limpio, porque ellos venían a comprar aquí sus vehículos”, declaró Mercedes Urbina, hermana de don Miguel, quien actualmente es acusado al igual que su hijo del mismo nombre, por lavado de dinero y narcotráfico.

Según los denunciantes, los hechos y delitos por los cuales hoy los acusan en los Juzgados de Managua, ya fueron juzgados en Acoyapa, Chontales, en 2010, donde salieron absueltos de los cargos que pesaban contra ellos.

Demandan a la Policía
Los perjudicados dijeron que existen dos expedientes que demuestran que los dueños del autolote no tienen cuentas con la justicia. Uno está en el Juzgado V Penal de Juicio  y el otro en el Juzgado IV Distrito Penal  de Audiencia de Managua.

“La Policía no acató la orden de la jueza de Acoyapa y no nos devolvieron  los autos, por lo que procedimos a denunciar a la comisionada Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, por desacato, por lo que ahora  está tomando represalias y se nos llevan los bienes”, declaró María Urbina.

El local de Autos Diriangén estuvo clausurado y resguardado por policías desde agosto de 2010, pero este 9 de junio, la comisionada Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial, se presentó con varios policías a allanar el local, y se llevaron todos los autos, dijeron las denunciantes.

EL NUEVO DIARIO trató de abordar a los policías que estaban en el local allanado, pero no quisieron dar declaraciones, y al mediodía, la comisionada Zavala tampoco quiso explicar a Canal 10 el porqué de la acción.

Se buscó la versión a través del comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, pero este dijo que “en días posteriores brindará entrevista, que ahorita (ayer) estaba concentrado en un caso grande en Carretera Nueva a León”.