•  |
  •  |

Mónica Baltodano comentó que en los problemas sanitarios, vinculados con la reproducción y con la sexualidad, tienen un alto grado de responsabilidad las autoridades eclesiales, aludiendo a la falta de educación sobre estos temas que recibe el estudiantado nicaragüense.

“Es un crimen que esté sucediendo eso, cuando vos decís que sos socialista, cristiano y solidario. No hay niña de 12 o de 13 años, que quiera quedar embarazada”, agregó.

Reto grande lo del manual
El doctor Freddy Cárdenas, Director Ejecutivo de Profamilia, comunicó que desde mayo, una parte de los maestros han recibido capacitaciones sobre el manual denominado “Educación de la Sexualidad: Guía básica de consulta para docentes”, del que solo se publicaron 30 mil ejemplares, que no cubre toda la demanda magisterial.

“La enseñanza integral en la sexualidad es un proceso largo de aprendizaje, que va a iniciar desde la niñez, en el hogar, a través de los padres. En este momento, se ha logrado terminar con un manual metodológico.

El reto es grande para Nicaragua, porque son más de 30 mil docentes, de los que, me atrevería a decir, son pocos los que han recibido un curso especializado para esto”, señaló el doctor Cárdenas.  También aseguró que Nicaragua ha hecho grandes avances en el tema de mortalidad materna y VIH/Sida, no así con los embarazos precoces. Igualmente, indicó que a pesar de que hay un alto uso de anticonceptivos entre la población en edad reproductiva, el segmento de jóvenes registra un alto porcentaje de fecundidad.

En Nicaragua hay un estudio que menciona que el 95% de los jóvenes conocen la información, en qué consiste el VIH, además, saben que se previene usando el preservativo, ¿pero al momento de usarlo?, se preguntó a los jóvenes en los últimos seis meses, sólo lo usó el 30%.

“Eso significa que nuestros programas de educación todavía son débiles. Están informando, pero no están consiguiendo cambios en el comportamiento.

Nicaragua tiene la segunda tasa de fecundidad más alta de América Latina, superado únicamente por Honduras”, concluyó el doctor Cárdenas.